¿Cómo afecta la microbiota a los deportistas?

Cada vez es más conocido el término de microbiota intestinal, la mal llamada “flora” hace unos años.

El público en general, ya se está concienciando de la importancia que tiene, pero muchas veces el deportista no conoce lo importante que es tener una microbiota sana.

En este artículo de Crown Sport Nutrition, nos aclaran qué es, que implicaciones tiene en la salud y en el rendimiento deportivo.

¿Qué es la microbiota intestinal?

Es el conjunto de bacterias y otros organismos que viven en nuestro intestino, modulando así el metabolismo de todos los nutrientes y de nuestro cuerpo en general.

La definición más consensuada por los científicos es la siguiente “conjunto de los microorganismos (todas las bacterias, arqueas, eucariotas y virus) presentes en un entorno definido”.  En el caso del intestino se denomina microbiota intestinal

Por ejemplo, en una persona de 70 kilos de peso, la microbiota puede llegar a pesar cerca de 200 gramos formada por más de 100 billones de microorganismos,

¿Para qué sirve?

Tiene múltiples funciones en el organismo humano tanto a nivel de nutrición como de defensa.

Entre las más importantes destacamos las siguientes:

  • Defiende el cuerpo contra los microorganismos nocivos.
  • Enseña al sistema inmunitario a distinguir entre sustancias amigas y enemigas.
  • Permite la digestión de ciertos alimentos (fibras alimentarias) que el ser humano no puede digerir
  • Facilita la absorción de minerales (ejemplo: magnesio, calcio o hierro).
  • Sintetiza vitaminas esenciales (K, complejos B, etc.) y aminoácidos.

¿Qué pasa si no está sana?

Los últimos estudios, que han investigado sobre el funcionamiento de la microbiota, muestran que un mal funcionamiento de las bacterias o si existen alteraciones en las mismas (disbiosis intestinal) puede ser el origen de múltiples patologías metabólicas e inflamatorias.

Esta alteración puede ocurrir debido a una mala alimentación, por ejemplo, que ésta sea poco variada o que haya un consumo elevado de alimentos ultra-procesados; o también puede ser por un abuso de antibióticos.  

¿Y en el deportista, afecta al rendimiento?

Estos estudios también han demostrado que la microbiota intestinal es importante en el rendimiento deportivo.

Un ejemplo, es la investigación publicada en la revista Nature Medicine en el año 2019, donde los investigadores después de haber analizado las heces de algunos participantes del maratón de Boston, se dieron cuenta que presentaban mayor cantidad de bacterias Veillonella.

Estas bacterias están especializadas en metabolizar grandes cantidades de lactato, sugiriendo que el ejercicio podría modular la microbiota en estos deportistas de resistencia.

Siguiendo con este estudio se realizaron otras pruebas en ratones, donde en un grupo se inoculó Veillonella (obtenida de los corredores)  y se comparó con otro a los que se les inoculó otra bacteria que no metaboliza el lactato (Lactobacillus bulgaricus).

El estudio mostró que los ratones inoculados con Veillonella mejoraron un 13% su rendimiento físico, siendo capaces de correr más tiempo que el otro grupo.

Influye en la adaptación al entrenamiento

En otro estudio, publicado en Journal of Physiology, se demostró que la microbiota no solo afecta al rendimiento, sino que también a las adaptaciones que se producen con el entrenamiento físico.

Lo que hicieron fue someter a un grupo de ratones a un programa de entrenamiento con el objetivo de aumentar su masa muscular comparando con otro grupo a los que se les suministro antibióticos para alterar  su microbiota.

Los resultados mostraron que los ratones que habían tomado antibióticos tenían la microbiota alterada, afectando a su funcionamiento y composición ya que se redujo la diversidad de bacterias.

También influye en la ganancia de masa muscular

Sin embargo, el hallazgo más relevante fue que el grupo que se trató con antibióticos presentó una adaptación muscular menor, es decir, ganaron menos masa muscular y tuvieron una menor capacidad de regeneración muscular.

Estos resultados muestran que la alteración de la microbiota puede afectar negativamente a la salud y al rendimiento, e incluso reducir las adaptaciones musculares producidas con el entrenamiento.

Conclusión

Es importante tener una alimentación variada y saludable ya que se ha observado que las personas más activas presentan generalmente una composición de la microbiota más saludable y diversa.

También hay que tener en cuenta factores como el estrés, las dietas ricas en alimentos ultra procesados o la ingesta sin control médico de antibióticos ya que pueden tener un efecto nocivo en nuestro cuerpo.

AUTOR

Pedro Valenzuela

Investigador en Unidad de Fisiología de la Universidad de Alcalá y en Unidad de Control de Rendimiento en el Centro de Medicina del Deporte (AEPSAD, CAR de Madrid).

Web: www.fissac.com

Buscador de artículos de entrenamiento

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad