• Vuelta ciclista lanzarote
  • BANNER ZOGGS PREDATOR 4
  • Vuelta ciclista lanzarote

Hematocritos altos: causas y posibles tratamientos

El hematocrito es un examen de sangre que mide la cantidad de glóbulos rojos en la sangre.

Los niveles normales varían según la edad, género y altitud. Si los resultados muestran una cantidad excesiva de glóbulos rojos, se trata de hematocritos altos, lo cual puede deberse a diversas causas, como enfermedades hematológicas, uso de EPO, embarazo o vivir en lugares de gran altitud.

El diagnóstico y tratamiento adecuados son clave para prevenir complicaciones.

¿Qué es el hematocrito?

El hematocrito es un parámetro sanguíneo que indica la proporción de glóbulos rojos en relación con el volumen total de sangre.

 Esta medida se obtiene mediante un análisis de sangre y se expresa en forma de porcentaje.

Los glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos, son células sanguíneas que transportan oxígeno a los tejidos y eliminan el dióxido de carbono generado por los mismos.

Valores normales en la edad

Los valores normales de hematocrito varían según la edad, el sexo y la altitud del lugar donde vive la persona.

En bebés y niños pequeños, los valores de hematocrito son ligeramente más elevados que en los adultos.

En los hombres, los valores normales de hematocrito suelen oscilar entre 38,8% y 50%, mientras que en las mujeres se sitúan entre un 34,9% y un 44,5%.

Las personas mayores de 60 años tienen más probabilidades de sufrir hematocritos altos, lo que puede ser un signo de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y renales.

Además, la falta de actividad física y la nutrición inadecuada también pueden aumentar los niveles de hematocrito en esta población.

¿Afecta la altitud?

Con relación a la altitud, cuando una persona vive en lugares más altos, la cantidad de oxígeno que el cuerpo recibe es menor, por lo que se produce un aumento en el porcentaje de glóbulos rojos de la sangre para compensar la situación.

Por ello, en zonas de montaña, los valores normales de hematocrito se pueden considerar elevados respecto a las personas que viven a nivel del mar.

Las personas que viven en altitudes elevadas pueden desarrollar hematocritos altos debido a la reducción de los niveles de oxígeno en el aire.

Según la altitud, los valores normales de hematocrito pueden variar. En general, se considera que un nivel de hematocrito por encima del 50 por ciento indica hematocritos altos si la persona vive en una zona de baja altitud.

Uso de EPO

El uso de EPO, una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos, también puede producir un aumento en los valores de hematocrito, por lo que se debe tener en cuenta su consumo en deportistas que quieren mejorar su rendimiento.

Embarazo

Las mujeres embarazadas también pueden experimentar hematocritos altos debido al aumento del volumen de sangre en su cuerpo.

En el embarazo, los valores de hematocrito pueden disminuir ligeramente debido a los cambios fisiológicos que se producen en el organismo de las mujeres.

Esta es una condición común y generalmente no representa un riesgo para la salud de la madre o del bebé.

Es importante tener en cuenta que los niveles altos de hematocrito pueden ser un indicio de trastornos subyacentes, y es necesario buscar tratamiento médico si se experimentan síntomas. Hablar con un profesional médico es importante para encontrar las causas precisas y posibles tratamientos.

¿Cómo se diagnostica los hematocritos altos?

El diagnóstico de los hematocritos altos es importante para determinar la causa subyacente de la afección.

Hay varios tipos de pruebas que se pueden realizar para establecer un diagnóstico preciso y una vez realizado el diagnóstico, el médico puede diseñar el tratamiento adecuado.

Pruebas para detectar enfermedades hematológicas

Una prueba importante que se realiza para detectar enfermedades hematológicas es el análisis de sangre completo.

Este análisis mide el nivel de los hematocritos en la sangre y determina si estos niveles están dentro de los rangos normales para la edad, género y altitud.

Además, se pueden realizar pruebas adicionales para determinar la causa subyacente de los hematocritos altos, como la prueba de sangre para detectar la presencia de eritropoyetina (EPO), una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.

Pruebas de imagen

Las pruebas de imagen también son útiles para diagnosticar los hematocritos altos.

Una de las pruebas más comunes es la ecografía abdominal, que puede mostrar un aumento en el tamaño del hígado y el bazo, lo que indica una mayor producción de glóbulos rojos en la médula ósea.

También se pueden realizar tomografías computarizadas y resonancias magnéticas para obtener imágenes más detalladas del hígado y el bazo, y así ayudar a determinar la causa subyacente de los hematocritos altos.

Tratamiento para hematocritos altos

El tratamiento para los hematocritos altos puede variar según la causa subyacente.

A continuación, se presentan algunas opciones de tratamiento que pueden ayudar a reducir los hematocritos altos:

Modificación de la dieta

Una dieta equilibrada y rica en nutrientes es esencial para mantener una buena salud.

Para prevenir las enfermedades que causan hematocritos altos, es importante seguir una dieta variada que incluya alimentos ricos en hierro, como la carne, las legumbres y las verduras de hoja verde.

También es importante asegurarse de obtener suficiente vitamina B12 y ácido fólico, que se encuentran en alimentos como la carne, el pescado, los lácteos y las verduras.

  • Reducción de alimentos ricos en hierro: se recomienda reducir el consumo de alimentos ricos en hierro, como las carnes rojas, para evitar aumentar la cantidad de glóbulos rojos en la sangre.
  • Aumento de alimentos ricos en líquidos: se recomienda aumentar el consumo de alimentos ricos en líquidos, como las frutas y verduras, para ayudar a mantener una buena hidratación.

Ejercicio

El ejercicio regular puede ayudar a reducir los hematocritos altos al estimular la producción de orina y aumentar la eliminación de glóbulos rojos.

Se recomienda realizar ejercicio de forma moderada y hablar con un especialista antes de comenzar cualquier programa de entrenamiento.

Evitar la deshidratación

Una hidratación adecuada es esencial para mantener la salud de nuestro cuerpo y evitar la aparición de hematocritos altos.

Se recomienda beber al menos 8 vasos de agua al día, y más en caso de realizar ejercicio o en situaciones de calor y humedad, ya que aumentan la pérdida de líquidos del cuerpo.

Solución en caso de enfermedades específicas

En caso de padecer alguna enfermedad que aumente la probabilidad de sufrir hematocritos altos, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), es importante seguir las recomendaciones médicas para controlar la enfermedad y prevenir sus complicaciones.

  • Una dieta equilibrada y rica en nutrientes es fundamental para mantener una buena salud.
  • El ejercicio regular es beneficioso para prevenir enfermedades relacionadas con hematocritos altos.
  • Es importante beber suficiente agua para mantener una buena hidratación en el cuerpo.
  • En caso de padecer alguna enfermedad que aumente la probabilidad de sufrir hematocritos altos, seguir las recomendaciones médicas es fundamental.

Botón volver arriba