Artículos entrenamiento

¿Cómo hacer un viraje en la piscina en tan solo 5 pasos?

Aprender a hacer virajes te llevará a una mejora consistente de tu ritmo de nado.

Si tus entrenamientos de natación son en piscina, aprender a hacer virajes te llevará a una mejora consistente de tu ritmo de nado. Te mostramos como realizarlo e incluirlo en tus entrenamientos en 5 pasos

Primer paso: voltear

Lo primero que debes saber es hacer una voltereta. Si esto aún no está entre tus dominios puedes practicarlo colocando la corchera o un churro en tu cadera y girando sobre ello.

Debes hacerlo con la mayor velocidad posible y manteniendo los ángulos de cadera y rodilla lo más cerrados posibles (posición agrupada).

Segundo paso: voltear en la pared

Una vez que ya sabes hacer una voltereta, vamos a enlazarla con el nado. A una distancia aproximada de 7 metros de la pared, comienza a nadar y justo cuando tu cabeza esté encima de la T del fondo, realiza 2-3 brazadas (según técnica personal) y ejecuta una voltereta manteniendo la posición agrupada.

Tercer paso: voltear e impulsarse

Al paso anterior vamos a añadirle el contacto de tus pies con la pared. Una vez que termines el giro agrupado sobre tu eje transversal (cadera), apoya ambos pies en la pared, aproximadamente donde suele estar dibujada la T, y con una ligera orientación hacia el lado que vayas a impulsarte.

Mantén tu posición agrupada de cadera y rodillas hasta que realices el impulso en la pared. Tus brazos deben colocarse estirados por delante de la cabeza con esta entre ellos y las manos superpuestas, antes de impulsarte.

image002-10 ¿Cómo hacer un viraje en la piscina en tan solo 5 pasos? Artículos entrenamiento
mundoentrenamiento/ Apoyo en pared en el viraje de natación

Cuarto paso: fase subacuática

Para que tu viraje sea lo más eficiente posible, tras realizar el impulso en la pared, trata de aprovechar la inercia un par de segundos mientras mantienes una buena posición hidrodinámica (brazos estirados por delante de la cabeza con manos superpuestas, abdomen activo, piernas juntas y estiradas).

Después de esos segundos, realiza un par de patadas enérgicas de mariposa y comienza con la patada de crol antes de iniciar el movimiento de los brazos. Si puedes, evita respirar en la primera brazada.

Quinto paso: automatiza tu técnica

Cuando consigas realizar todos los pasos anteriores es probable que notes mayor fatiga si volteas durante todo el entrenamiento, o incluso que nades a menor ritmo que cuando no los hacías, pero se trata de automatizarlo.

Por ello, te recomendamos que comiences a incluirlo en el calentamiento y ejercicios de ritmos cómodos y posteriormente en las series, primero de forma alterna y más adelante en todas las series.

Poco a poco verás los avances y sentirás la fluidez en el ritmo de nado respecto a los parones al tocar la pared en cada largo.

image003-4 ¿Cómo hacer un viraje en la piscina en tan solo 5 pasos? Artículos entrenamiento
Mundoentrenamiento/ fases del viraje en la natación

Aunque tu destino de competición sean las aguas abiertas, no pierdas la oportunidad de mejorar tus ritmos gracias a los virajes durante los entrenamientos

 

Laura García Cervantes

Dra. Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Directora Deportiva Club Trikatlón Tres Cantos

Entrenadora Superior de Triatlón y Natación

Entrenadora Especialista en Paratriatlón

 

Etiquetas
triatlonnoticias.com
Botón volver arriba
error: No puede hacer esta acción