Artículos entrenamiento

Ciclismo y tormenta eléctrica: la combinación que debe mantenerte en alerta

La manera mas efectiva siempre es la prevención.

Los meses de final de verano, son muy propicios a las tormentas eléctricas y, aunque nos parezca de leyenda la frase de «te parta un rayo», lo cierto es que es una realidad y esta situación, aunque remota, existe.

Desde Triatlón Noticias queremos daros unos consejos para evitar este riesgo basándonos en lo que nos cuenta la  DGT

¿Cómo evitar una tormenta eléctrica?

La manera mas efectiva siempre es la prevención. Antes de salir en bici debemos revisar la previsión meteorológica, y si hay riesgo, mejor «rodillo» para este día.

Incluso revisándola es posible que de pronto el cielo se oscurezca y descargue mucha agua en poco tiempo, para esta situación debemos estar prevenidos.

¿Qué hacer si me sorprende una tormenta eléctrica mientras entreno?

Te damos 3 consejos básicos para ponerte a salvo:

Busca el lugar correcto:

Si «la ves venir» y tienes posibilidad de acercarte una zona urbana, trata de llegar hasta ella.

Los edificios altos actúan como pararrayos así que lo mejor es refugiarse en un edificio ya que en las zonas rurales hay más probabilidades de que te alcance un rayo.

También se recomienda evitar lugares elevados (cumbre, cima o loma), mejor en zonas bajas, pero no propensas a inundarse de agua y los terrenos abiertos y despejados como praderas, cultivos…ya que sobresalimos bastante del terreno y podemos convertirnos en un pararrayos.

Es preferible quedarse debajo de un grupo de árboles y si es posible los mas bajos de la zona.

Tampoco te refugies en edificios aislados, como graneros, cobertizos o chozas, incluso tiendas de campaña, ni en cuevas ni salientes de rocas, a no ser que sean profundas y anchas (mínimo un metro a cada lado)

Un rayo cayendo en mitad del campo
Un rayo cayendo en mitad del campo

Aléjate de cualquier elemento metálico

Mochilas de armazón, herramientas, apaga tus aparatos electrónicos como móvil, GPS o cuentakilómetros y aléjate de la bicicleta.

Incluso aunque tu bicicleta sea de aluminio y/o carbono también puede atraer rayos, se recomienda un mínimo de 30 metros, y no corras para dejarla o a tu vuelta y menos con ropa mojada, esto es muy peligroso ya que se crea una turbulencia en el aire y la zona de convección que puede atraer el rayo.

Tampoco que quedes cerca de vallas, alambradas, tuberías, líneas telefónicas, instalaciones eléctricas, raíles de ferrocarril.

Lo mas peligroso de un tendido eléctrico son sus apoyos, pues por su toma de tierra se descarga al suelo los rayos que han caído incluso a kilómetros.

Aíslate:

El agua es muy buena conductora de la electricidad, así que s recomendable aislarse del suelo y del contacto con zonas mojadas. No cruces arroyos ni nada por el estilo.

¿Cuál es la posición más segura para evitar que te alcance un rayo?

La posición mas segura es de cuclillas, lo más agachado posible con las manos en las rodillas y tocando el suelo solo con el calzado, de esta forma no sobresaldremos del terreno.

Nunca te eches en horizontal en el terreno, ya que no tendrás un punto de aislamiento.

Si notas un cosquilleo en el cuerpo, se eriza el cabello o ves brillar o echar chispas a un objeto de metal, adopta la posición de seguridad de inmediato, por que la descarga del rayo es inminente.

Si vas en grupo, se recomienda dispersarse unos metros y adoptar esta posición, incluso si ves rebaños o grupos de mamíferos.

¿Tienes el vehículo cerca?

No te lo pienses, entra, ciérrale y apaga el motor, baja la antena de la radio y desconéctala, así como las entradas de aire. Si un rayo le alcanzara solo sería por el exterior y el interior quedaría intacto.

Evita tocar las partes metálicas del vehículo y si has llegado a tiempo antes de que empiece la tormenta y decides alejarte, no olvides reducir la velocidad e intentar no detenerte en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: No puede hacer esta acción