Artículos Fisioterapia

Rotura muscular del tríceps sural, prevención y tratamiento

{wbamp-meta name=”image” url=”images/stories/salud/lesion-triceps-sural.JPG” width=”300″ height=”150″}

El origen de este tipo de lesiones suele ser multifactorial,  siendo lo más habitual las sobrecargas musculares o calambres, que por sobreesfuerzo derivan en rotura, los traumatismos directos o un calentamiento insuficiente ante una práctica deportiva de alta intensidad.

 Nuestro colaborador Healthing, nos cuenta en esta ocasión cuales son las causas, como prevenir y los posibles tratamientos de esta lesión.

Muchos deportistas, así como triatletas, sufren de problemas musculares en la parte posterior de la pierna, más conocida de forma coloquial como “pantorrilla”.Es un error común pensar que en esta zona, exclusivamente se encuentran los gemelos (también denominados gastrocnemios), con sus dos vientres externos e internos; sin embargo, profundo a estos, podemos encontrar el soleo, musculatura muy potente que junto con los gemelos, forman el conocido triceps sural.  Juntos componen una de las zonas más habituales de rotura muscular en triatletas.

Anatómicamente, es muy importante destacar que la unión del tríceps sural al hueso calcáneo, constituye el tendón de aquiles. (Figura 1)

 Musculatura del tríceps sural.

Los músculos están formados por miles de fibras que son como filamentos, que a su vez se agrupan en haces, simulando la estructura de una cuerda (Figura 2) . Cuando hablamos de una rotura, nos referimos a una lesión del vientre muscular que puede ir desde el desgarro de unas pocas fibras, la rotura de un haz completo o varios, incluso llegar a la rotura total del músculo. En la mayoría de los casos, suele producirse por una contracción violenta y súbita del mismo junto a un estiramiento máximo.

Para realizar un diagnostico fiable de una rotura muscular,  es de gran ayuda el uso de la técnica ecográfica, salvo si se produce en el soleo, en cuyo caso habrá que realizar una resonancia magnética nuclear (RMN).

 Estructura interna de un músculo.

¿Cuál es su posible origen?

El origen de este tipo de lesiones suele ser multifactorial,  siendo lo más habitual las sobrecargas musculares o calambres, que por sobreesfuerzo derivan en rotura, los traumatismos directos o un calentamiento insuficiente ante una práctica deportiva de alta intensidad.

 ¿Cómo lo tratamos?

El principal objetivo de la terapia en este tipo de lesiones es evitar la fibrosis, es decir, que el nuevo tejido muscular se regenere con la orientación óptima de las fibras, lo cual permita que el músculo conserve su capacidad contráctil, como antes de la lesión, evitando así que quede debilitado. En Healthing alternamos la terapia manual junto con la electrólisis percutánea intratisular ecoguiada (EPI) (Video 1) y vendajes kinesiotape para disminuir el dolor en los procesos más agudos.

Además disponemos de Laser de alta potencia como bioestimulante (regenerador del tejido),  Vacusport para bajar la inflamación y acelerar la cicatrización y Game Ready (presoterapia + crioterapia) que utilizamos en la fase aguda de la lesión.

Una vez superada la fase aguda de lesión, comenzaremos a realizar trabajo activo de la musculatura incluyendo la realización de ejercicios excéntricos de forma progresiva.  

Los tiempos de recuperación para este tipo de lesión dependen de la magnitud de la rotura y de algunos factores individuales de cada paciente, pero lo más habitual es que vayan desde las 2 a las 6 semanas, pudiendo prolongarse más en roturas muy grandes o por la aparición de complicaciones o la pronta vuelta a la actividad deportiva.

Más información http://healthing.es/

Contacto:

Healthing,  Calle Serrano, 61. 4ª pla

Etiquetas
error: No puede hacer esta acción