Artículos entrenamientoArtículos Material deportivo

Combatir el frío en los entrenamientos de bici

Lo más aconsejable es “crear capas”, es decir, es preferible llevar varias prendas más finas que una sola más gruesa.

 

Los meses de invierno son muy duros para los entrenamientos de ciclismo, unas veces es la lluvia y otras el frío lo que nos impide salir a dar pedales durante la pretemporada. Sin embargo, puedes seguir las siguientes pautas para combatir el frío y no perder más entrenamientos.

Lo primero que debes tener en cuenta es el material adecuado para el frío. Una vez que lo tengas, lo más aconsejable es “crear capas”, es decir, es preferible llevar varias prendas más finas que una sola más gruesa.

 ¿Cómo crear las capas?

Primera Capa

La primera capa que va a estar en contacto con nuestra piel debe ser una camiseta térmica transpirable, de forma que evacue el calor y sudor para evitar la sensación de quedarnos fríos

Segunda Capa

La segunda capa suele ser el maillot habitual de cada deportista, relativamente fino y que igualmente permita la transpiración

Tercera Capa

La tercera capa suele ser  para prendas de manga larga más gruesas o impermeable si así lo requiere el día, de forma que dificulten la entrada de aire frío y la pérdida de calor corporal.

Si usas chubasquero es recomendable que este tipo de prendas tengan ventilación para evitar una sudoración excesiva y con ello la deshidratación

 Todas las prendas deben ser ajustadas, dado que así evitarás que “se cuele” el aire y aumentar tu coeficiente aerodinámico.

 En cuanto a las piernas, según las preferencias puedes utilizar culotte corto o largo, ambos tipos por supuesto específicos para el invierno.

Aunque si el frío no fuese excesivo, puedes vestir solo con dos capas y utilizar manguitos y perneras. Una vez que hayas calentado puedes retirarlos fácilmente y guardarlos en el maillot.

Las extremidades

A la hora de sentir el frío, los pies y las manos son partes muy importantes para nuestra sensación térmica e imprescindibles para montar en bicicleta.

Para proteger tus pies del frío utiliza calcetines de invierno y además cubrezapatillas o botines de neopreno.

Para las manos puedes utilizar dos pares de guantes (siendo los de abajo más finos) o unos específicos de invierno con membrana anti-viento.

Otros trucos que puedes usar

Estos trucos son remedios para imprevistos, no te los tomes como un habitual sino como un recurso en caso de emergencia:

  • El papel de periódico o revista comúnmente se utiliza para las bajadas, de forma que colocándolo en el pecho evitarás el viento en esa parte y además absorberá el sudor de la zona
  • En caso de lluvia, impregnarse las piernas con aceite puede ayudar “impermeabilizarte” frente a ella y mitigar la pérdida de calor en el músculo por ello.
  • Bolsas de plástico en los pies. Si las inclemencias del tiempo no te han dejado prepararte adecuadamente, puedes proteger tus pies con bolsas de plástico por encima de los calcetines.
  • Guantes de plástico en las manos. De repente te ha pillado más frío del esperado, para en una gasolinera y coge un par de guantes de plástico que te protegerán del viento y la lluvia
  • Utiliza cremas, geles o aceites antes de salir de casa para calentar las partes más expuestas, por ejemplo las piernas si llevas culotte corto

Ya tienes la forma de seguir entrenando la bici durante los meses de invierno, pero si aún así eres de los que no tolera el frío, siempre te quedará el rodillo.

Laura García Cervantes

 Laura García Cervantes
Laura García Cervantes

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: No puede hacer esta acción