Artículos entrenamiento

Estrategia de ritmo en un duatlón

Te damos unos consejos para afrontarlo con garantías

Estamos preparados para hacer nuestro primer duatlón después de varios meses de entrenamiento.

Llega el día de la competición y de repente te ves envuelto en una masa de deportistas que comienzan con ritmos estratosféricos y te dejan sin piernas para el resto de la competición.

Si te suena esta situación, sigue leyendo para conocer algunos detalles que te ayudarán en tu próximo duatlón.

Primera carrera a pie

El primer segmento del duatlón se caracteriza por un ritmo inicial de carrera muy alto. Sin embargo, dicho ritmo deberá ser acorde a tus posibilidades.

No caigas en la tentación de asociar este ritmo a tu mejor marca en 5Km, puesto que después quedará más competición.

Hasta que consigas coger experiencia, prueba a llevar un ritmo en torno a 20-30 segundos más lento que el ritmo medio de tu marca en 5Km. De esta forma tendrás una referencia para comenzar y poco a poco irás mejorando.

Ciclismo

Lo más importante del segmento de bici es hacerlo en un grupo, preferiblemente de tu nivel o ligeramente superior. Rodar el grupo te va a aportar un ahorro de energía muy relevante respecto a llevar el mismo ritmo tu solo, dado que te beneficias del drafting y los relevos entre otros deportistas.

A la hora de colocarte en el grupo te aconsejamos que evites quedarte atrás, dado que cualquier cambio de ritmo, bien sea a propósito o por las condiciones del circuito, puede provocar un corte en el grupo y quedarte descolgado.

El nivel que tenga el grupo está muy relacionado con la clasificación, es decir, que si consigues mantener un buen ritmo de carrera a pie podrás coger un grupo de bici de buen nivel.

Pero si eres de los que tiene un nivel dispar entre la carrera y la bici, es posible que te quedes rezagado hasta encontrar otro grupo que poder mantener a rueda.

Segunda carrera a pie

Hay que poner toda la carne en el asador. Prácticamente son 2,5Km dando todo lo que queda en el cuerpo.

Es posible que el comienzo sea difícil para tus piernas, pero lejos de rendirte espera 500 metros para que se adapten de nuevo a la carrera y mantén la cabeza en el objetivo para terminar tu competición.

Nuestro consejo es que según te bajes de la bici realices una progresión en ritmo hasta coger tu ritmo objetivo, de forma que evites directamente comenzar a tu máxima velocidad porque aunque este segmento sea el más corto, puede hacerse muy largo si te quedas sin fuerzas antes de llegar.

Laura García Cervantes

 Laura García Cervantes
Laura García Cervantes
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: No puede hacer esta acción