Artículos Material deportivo

El entrenamiento invisible: Incluye el Foam Roller en tus entrenamientos

El uso del foam roller ayuda la liberación de la tensión muscular, mejora del riego sanguíneo muscular y puede ayudarte a prevenir contracturas.

En muchas ocasiones os hemos mencionado la importancia del entrenamiento invisible, aquellos factores que nos ayudan a recuperar, asimilar y mejorar el rendimiento más allá de la propia sesión de entrenamiento.

Hoy os traemos un medio más, el foam roller, de la mano de BLACKROLL.

¿Qué es el Foam Roller?

El foam roller más conocido es un cilindro de espuma que se presenta en varios formatos en cuanto a dureza y superficie (liso o rallado).

A partir de él fueron surgiendo diversas formas para poder ofrecer un uso versátil en toda la musculatura del cuerpo humano

¿Cómo funciona?

El foam roller incide sobre la fascia muscular, un tejido conjuntivo que cubre y conecta todo nuestro organismo, desde huesos y músculos hasta células.

En ocasiones este tejido sufre tensiones que originan puntos de dolor. El uso del foam roller ayuda la liberación de la tensión muscular, mejora del riego sanguíneo muscular y puede ayudarte a prevenir contracturas.

Para ello debemos realizar pequeño rodajes sobre el músculo que queramos trabajar realizando cierta presión, con el propio peso corporal.

¿Cuál debo elegir?

En función del uso que vayas a darle así será tu elección. Normalmente las formas más pequeñas están orientadas para ser utilizadas de forma más específica en músculos o zonas que requieren mayor incisión o son más difíciles de llegar con un roller cilíndrico.

Por ejemplo, para liberar la fascia plantar podemos utilizar un roller pequeño o una bola, mientras que para la musculatura de las piernas utilizamos el cilindro grande y para la musculatura del cuello el que tiene forma de cacahuete o doble bola.

En cuanto a la elección de la dureza debes realizarla en función de la sensibilidad a la presión y del peso corporal de la persona. BLACKROLL nos ofrece 3 tipos de dureza a elegir (suave, media y alta). A grandes rangos podemos decirte que el más utilizado es el de dureza media.

Por último, la superficie de los roller cilíndricos puede ser lisa o rugosa. La superficie rugosa incide más profundamente sobre la musculatura y se utiliza habitualmente para la activación muscular.

img_5e29641c0bb20 El entrenamiento invisible: Incluye el Foam Roller en tus entrenamientos Artículos Material deportivo

¿Cuándo debo usarlo?

Puedes usarlo tanto antes del entrenamiento como después del entrenamiento. En función del momento que elijas para utilizarlo, el objetivo será diferente.

Cuando lo utilizamos de forma previa al entrenamiento buscamos una activación o calentamiento muscular, para ello los ejercicios o rodajes se hacen más rápido que cuando lo utilizamos después del entrenamiento con el objetivo de relajar y recuperar la musculatura trabajada. En este segundo caso es recomendable realizar rodajes más lentos por cada músculo.

Para que puedas hacerte una idea, utilizarlo para calentar puede emplearte un segundo cada rodaje, mientras que si el objetivo es recuperar, deberás emplear tres segundos en cada rodaje. En total suelen emplearse entre 30 y 90 segundos de rodaje en cada músculo.

¿Hay alguna contraindicación?

A nivel general podemos decirte que debes evitar rodar sobre zonas con heridas en la piel, controlar la intensidad del estímulo (no es lo mismo molestia que dolor) y consultar con profesionales (fisioterapeutas, médicos y entrenadores) su uso para casos específicos de readaptación de lesiones.

Por tanto, las tres situaciones en las que debes evitar su uso son enrojecimiento, inflamación y dolor agudo.

Si aún te quedan dudas sobre si incluirlo o no en tus rutinas de entrenamiento, sigue atento a nuestras noticias que en breve te contaremos nuestra experiencia después de un mes utilizando BLACKROLL.

 Más  información: https://blackroll.es/ 

Etiquetas
triatlonnoticias.com
Botón volver arriba
error: No puede hacer esta acción
Cerrar