Saca el máximo provecho a la cinta de correr y mejora tu entrenamiento

Las cintas de correr son un excelente plan de respaldo cuando no es posible correr al aire libre o cuando estás iniciando en las carreras y deseas convertirte en un mejor corredor. Suelen ser de los aparatos más populares para entrenar y pueden usarse tanto en el gimnasio como en la casa. 

Sin embargo, resulta importante no contemplarla sólo como un aparato para correr, pues esta máquina nos brinda la posibilidad de controlar una gran cantidad de detalles y, de esa forma, experimentar cosas que no pueden hacerse cuando salimos a correr al exterior.

También es una excelente opción para optimizar el tiempo en determinados entrenamientos, rentabilizando así espacios temporales y muy pequeños. 

Para sacarle el máximo provecho a la cinta de correr, hay que tener en cuenta determinados principios fundamentales.

Algunos son muy importantes para prevenir lesiones y para mejorar la técnica de carrera, la velocidad y la resistencia. Así mismo, si solo usas la cinta de correr para bajar de peso, también resulta importante que sigas los consejos básicos que te dejamos a continuación. 

8 recomendaciones para aprovechar al máximo la cinta de correr

Como lo mencionamos con anterioridad, las cintas de correr son aparatos que pueden usarse para una gran variedad de entrenamientos.

Sin embargo, hay detalles y consejos que te permitirán sacarle el máximo provecho y mejorar tu entrenamiento en un 100%.

Si quieres comenzar a correr en la cinta pero no tienes una, puedes entrar en esta guía comparativa de cintas de correr y así revisar entre una gran variedad de cintas existentes en el mercado. Una vez hayas elegido tu cinta, pon en práctica los consejos que te dejamos a continuación.

1. Elige un atuendo y calzado adecuado

Si la cinta de correr se encuentra en casa, solemos pensar que no importa lo que llevemos puesto y que da igual si entrenamos en pijama.

Sin embargo, es importante hacer uso de ropa transpirable y, si el entrenamiento lo realizamos en un espacio con aire acondicionado o con alguna corriente, debemos protegernos con una camisa manga larga.

Así mismo, es importante que la ropa no sea muy suelta para evitar molestias, enredos y calor. El calzado también es un elemento relevante. Usar zapatillas adecuadas para correr evitará que suframos lesiones o dolores en los pies y la espalda. 

2. Aprende a usar la cinta de correr

Usar la cinta de correr no es solo montarse en ella. Aunque no hace falta grandes estudios para usarla adecuadamente, hay diversos factores que se deben tomar en cuenta para hacer un uso correcto de este equipo.

Por ejemplo, debes aprender a subir y bajar de la cinta cuando esta esté en movimiento, manipular los botones, elegir entre los distintos programas y acostumbrarte a las distancias para que te sientas cómodo con las barras laterales.

3. Aumenta la velocidad y la inclinación paulatinamente

Si estás apenas comenzando a usar la cinta de correr, no aumentes la velocidad y la inclinación de golpe pensando que puedes sobrellevar esas configuraciones.

Por el contrario, realiza un calentamiento sin inclinación y luego comienza a aumentar la velocidad, la inclinación y el tiempo de manera gradual.

Te recomendamos correr por intervalos para que te acostumbres mucho más rápido al equipo y no quieras salir corriendo de él. 

4. Mantén una buena postura y cuida la técnica al correr

Para usar la cinta de correr adecuadamente, mantén una aplitud de la zancada que te sea natural.

Evita acortarla porque sientas que vas a salirte de la cinta o porque vayas muy rápido. Para lograr esto, realiza variaciones de velocidad y determina el ritmo con el que te sientas más cómodo.

Así mismo, no mires para abajo por nada del mundo. Debes mirar al frente y tener la cabeza bien sujeta sin tensión excesiva. 

5. Pisa correctamente

Esto también tiene que ver con la técnica al correr. Independientemente de si tu pisada es neutra, pronadora o supinadora, resulta importante que pises bien.

Esto quiere decir que no uses la punta ni el talón, sino la parte media del pie. Considera que pisar correctamente ayuda a evitar sobrecargas en las articulaciones de las piernas. 

6. No te sostengas de las barras 

Las cintas de correr tienen barras laterales y delanteras. Algunas veces solemos sujetarnos de ellas por mayor comodidad, pero esto no debe hacerse porque modifica la postura y disminuye la eficacia del ejercicio.

Si te sostienes de las barras porque sientes miedo, vértigo o incomodidad, empieza caminando despacio hasta que logres sentirte seguro. 

7. Realiza entrenamientos de intervalos de alta intensidad y adañe cargas

Los entrenamientos de intervalos de alta intensidad son muy beneficiosos y se pueden practicar de distintas formas.

Las cintas de correr son de las mejores opciones para llevar a cabo estos ejercicios que ayudan a mejorar muchos aspectos físicos y la resistencia deportiva.

Además, puedes usar tobilleras, muñequeras o un chaleco con peso para aumentar la intensidad de los entrenamientos. 

8. Exígete 

Si quieres mejorar tus tiempos y tu condición física, debes salir de tu zona de confort. Exígete cada día un poco más añadiendo tiempo, velocidad y resistencia.

Si la última vez te sentiste muy agotado, no aumentes absolutamente nada y repite hasta que sientes que ya estás listo para dar más. 

Ejercicios para correr en la cinta

Los ejercicios ideales para sacarle el máximo provecho a la cinta de correr son aquellos que se realizan por intervalos.

En este sentido, en lugar de correr a un ritmo constante, lo mejor es cambiar de velocidad y agregar diferentes ejercicios. Estos entrenamientos pueden venir incorporados en los programas de algunas cintas de correr o pueden diseñarse por cuenta propia. 

Para diseñar los ejercicios por intervalos por cuenta propia, solo necesitas cambiar la inclinación constantemente por algunos pocos minutos y volver a correr con la superficie lisa.

Así mismo, también puedes correr a una velocidad forzada intercalada con un trote suave para recuperarte. 

Si has llegado hasta aquí, entonces ya estás listo para sacarle el máximo provecho a tu cinta de correr y mejorar tu entrenamiento y tu condición física. Pero, probablemente te haga falta algo también muy importante: un seguro médico.

En Rastreator podrás hacerte con un seguro médico para que puedas tener desde estudio de la pisada, cobertura para lesiones, servicio de urgencias hasta planes de entrenamiento.  

Buscador de artículos de entrenamiento

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad