Entrenamiento de Fuerza ¿antes o después de correr?

En el mundo del triatlón y las carreras de larga distancia, el entrenamiento de fuerza juega un papel crucial en el desarrollo de un atleta.

Sin embargo, surge una pregunta común entre los deportistas: ¿es más beneficioso realizar el entrenamiento de fuerza antes o después de correr?

Esta decisión no solo afecta al rendimiento sino también a la prevención de lesiones y la eficiencia en la recuperación.

En este artículo, desglosaremos los beneficios y consideraciones de cada enfoque, proporcionando una guía detallada para optimizar tu entrenamiento, especialmente enfocado en los triatletas, quienes enfrentan el desafío único de equilibrar el entrenamiento entre natación, ciclismo y carrera.

Además, este artículo no solo explorará los beneficios de cada enfoque sino que también ofrecerá una mirada a los contrapuntos, proporcionando una perspectiva equilibrada sobre cuándo podría ser ventajoso realizar el entrenamiento de fuerza antes de correr, bajo ciertas circunstancias.

Nuestro objetivo es brindarte toda la información necesaria para que puedas tomar decisiones informadas sobre tu plan de entrenamiento.

El entrenamiento de fuerza en el contexto del triatlón

El triatlón es un deporte que exige mucho a nivel físico, combinando tres disciplinas que ponen a prueba diferentes grupos musculares.

El entrenamiento de fuerza, por tanto, no solo mejora la potencia y la resistencia muscular, sino que también equilibra el desarrollo muscular, esencial para prevenir lesiones.

Diferenciar las necesidades de entrenamiento entre corredores y triatletas es vital; mientras que los corredores pueden concentrarse más en las piernas y el core, los triatletas necesitan un enfoque más holístico que también fortalezca la parte superior del cuerpo para la natación y el ciclismo.

Ventajas del entrenamiento de fuerza antes de correr

Realizar entrenamiento de fuerza antes de correr tiene sus ventajas, como el aumento de la potencia muscular, lo que puede traducirse en un mejor rendimiento tanto en la carrera como en el ciclismo.

Además, activar los músculos a través de ejercicios de fuerza antes de correr puede ayudar a mejorar la técnica de carrera, ya que el cuerpo está más preparado y activo desde el principio.

Si bien hemos explorado las ventajas de fortalecer nuestros músculos antes de comenzar a correr es esencial complementar esta información con ejercicios específicos que te permitan aprovechar al máximo este enfoque.

A continuación, encontrarás ejemplos de ejercicios diseñados para activar y preparar tu cuerpo, garantizando que estés listo para cada zancada

Ejemplos de Ejercicios de Fuerza para antes de Correr

Cuando se opta por realizar entrenamiento de fuerza antes de correr, la selección de ejercicios debe enfocarse en activar los músculos sin inducir fatiga excesiva. Aquí, el objetivo es preparar el cuerpo para la carrera, no agotarlo.

  • Activación del Core: Planchas (3 series de 30 segundos) para fortalecer la musculatura central, lo que puede mejorar la postura y la eficiencia durante la carrera.
  • Ejercicios de Bajo Impacto: Sentadillas con peso corporal (3 series de 15 repeticiones) y lunges alternos (2 series de 10 repeticiones por pierna) para activar los músculos de las piernas sin sobrecargarlos.
  • Movilidad Articular: Ejercicios de movilidad y estiramientos dinámicos, como círculos de brazos y caderas, para preparar las articulaciones para el movimiento.

Beneficios de realizar el entrenamiento de fuerza después de correr

Por otro lado, el entrenamiento de fuerza después de correr puede ser clave para la recuperación muscular.

Al finalizar una sesión de carrera, los músculos están calientes y más receptivos a los ejercicios de fuerza, lo que puede contribuir a una mejor adaptación muscular a largo plazo.

Además, esta secuencia puede ayudar a mejorar la resistencia muscular, fundamental para deportes de larga duración como el triatlón.

Ejemplos de Ejercicios de Fuerza para Después de Correr

Posterior a la carrera, el entrenamiento de fuerza puede enfocarse en la construcción de fuerza y resistencia muscular, aprovechando que los músculos ya están calientes.

  • Ejercicios Compuestos: Peso muerto (3 series de 10 repeticiones) y press de pecho (3 series de 10 repeticiones) para trabajar varios grupos musculares simultáneamente.
  • Pliometría: Saltos en caja (3 series de 8 repeticiones) para mejorar la potencia y la capacidad explosiva, importantes tanto para la carrera como para el ciclismo y la natación.
  • Fortalecimiento Específico: Curl de bíceps (3 series de 12 repeticiones) y tríceps en polea (3 series de 12 repeticiones) para fortalecer la parte superior del cuerpo, beneficiando especialmente la natación.

La ciencia detrás del timing del entrenamiento de fuerza

La planificación del entrenamiento de fuerza en relación con las sesiones de carrera es un tema de amplio debate y estudio en la comunidad científica deportiva.

La evidencia sugiere que el momento en que se realiza el entrenamiento de fuerza puede tener un impacto significativo en el rendimiento deportivo, especialmente en disciplinas como el triatlón, donde la economía y eficiencia de carrera son cruciales.

Impacto del entrenamiento de fuerza realizado antes de correr

Los estudios indican que realizar entrenamiento de fuerza antes de las sesiones de carrera puede tener efectos negativos a corto plazo en el rendimiento de carrera subsiguiente.

Este fenómeno se manifiesta a través del aumento del costo energético de correr y una reducción en el tiempo hasta el agotamiento.

al efecto sugiere que, aunque el entrenamiento de fuerza es fundamental para el desarrollo atlético, su colocación antes de una sesión de carrera podría no ser óptima desde la perspectiva de maximizar el rendimiento inmediato en esa sesión de carrera.

Beneficios a largo plazo del entrenamiento de fuerza

A pesar de los posibles efectos negativos a corto plazo, los programas de entrenamiento de fuerza que se extienden por 8 a 12 semanas, con una frecuencia de 2 a 3 veces por semana, han demostrado mejorar significativamente la economía de carrera en corredores de media y larga distancia.

Estos programas incluyen desde ejercicios de resistencia de baja a alta intensidad hasta ejercicios pliométricos, subrayando la importancia de un enfoque multifacético en el entrenamiento de fuerza.

Además, la incorporación regular de entrenamiento de fuerza en el régimen de entrenamiento de un atleta no solo contribuye a una mejor economía de carrera sino que también minimiza el trauma muscular y previene lesiones.

Esto es especialmente relevante en el contexto del triatlón y la carrera de larga distancia, donde las tasas de lesiones son notoriamente altas debido a la repetitiva naturaleza del deporte.

Optimización del rendimiento mediante el entrenamiento de fuerza

Una intervención de entrenamiento de fuerza de 8 semanas puede mejorar las características neuromusculares de los corredores, lo que se traduce en un mejor rendimiento durante las etapas finales de una carrera contrarreloj de 10 km.

Este hallazgo es particularmente revelador, ya que sugiere que el entrenamiento de fuerza puede ser una herramienta efectiva para contrarrestar la fatiga y mejorar el rendimiento de carrera en general.

En conclusión, si bien el entrenamiento de fuerza realizado inmediatamente antes de correr puede no ser ideal debido a su impacto negativo a corto plazo en el rendimiento de carrera, la integración estratégica de un programa de entrenamiento de fuerza —preferiblemente realizado en días separados o después de las sesiones de carrera— es indispensable para lograr mejoras a largo plazo en la economía de carrera, el rendimiento y la prevención de lesiones.

Exploración de Contrapuntos: Entrenamiento de Fuerza Antes de Correr

Aunque generalmente se recomienda realizar el entrenamiento de fuerza en días separados o después de las sesiones de carrera, hay contextos en los que realizarlo antes podría ser ventajoso:

  • Días de Baja Intensidad: En días donde la sesión de carrera está diseñada para ser de baja intensidad o recuperación, realizar un entrenamiento de fuerza moderado antes puede ser beneficioso sin comprometer la calidad de la carrera.
  • Atletas de Deportes de Fuerza y Potencia: Para atletas que compiten en disciplinas que requieren altos niveles de fuerza y potencia (como sprints cortos), realizar entrenamientos de fuerza antes de sesiones específicas de técnica de carrera puede ser estratégico para el desarrollo de habilidades específicas.
  • Adaptación al Estrés Metabólico: Para atletas experimentados, realizar ocasionalmente entrenamientos de fuerza antes de correr puede servir como un método de entrenamiento avanzado para adaptarse mejor al estrés metabólico, simulando las condiciones de fatiga en competición.

Preguntas Frecuentes sobre Entrenamiento de Fuerza y Rendimiento en Carrera

¿Es contraproducente realizar entrenamiento de fuerza antes de correr?

La investigación sugiere que el entrenamiento de fuerza realizado inmediatamente antes de una sesión de carrera puede aumentar el costo de correr y disminuir el tiempo hasta el agotamiento en sesiones subsiguientes, lo que indica un impacto negativo a corto plazo en el rendimiento de carrera.

Sin embargo, esto no descarta la efectividad del entrenamiento de fuerza en sí, sino que destaca la importancia de una planificación adecuada del momento de dicho entrenamiento.

¿Cómo afecta el entrenamiento de fuerza a la economía de carrera?

Programas de entrenamiento de fuerza bien estructurados, que incluyen ejercicios de resistencia y pliométricos realizados 2-3 veces por semana durante 8-12 semanas, han demostrado mejorar significativamente la economía de carrera en corredores de media y larga distancia.

Esto implica que el entrenamiento de fuerza, cuando se incorpora adecuadamente, puede hacer que cada paso sea más eficiente, reduciendo el gasto energético por kilómetro.

¿Puede el entrenamiento de fuerza ayudar en la prevención de lesiones en corredores y triatletas?

Sí. Integrar el entrenamiento de fuerza en el régimen de entrenamiento de un corredor es crucial para minimizar el trauma muscular y prevenir lesiones.

Esto se debe a la capacidad del entrenamiento de fuerza para mejorar la resistencia de los tejidos musculares y tendinosos frente a las demandas repetitivas de la carrera, lo cual es especialmente importante dadas las altas tasas de lesiones en estos deportistas.

¿El entrenamiento de fuerza mejora el rendimiento en las etapas finales de una carrera?

Una intervención de entrenamiento de fuerza de 8 semanas ha demostrado mejorar las características neuromusculares, permitiendo a los corredores mantener un ritmo más fuerte durante las últimas etapas de una carrera contrarreloj de 10 km.

Esto indica que el entrenamiento de fuerza puede ser efectivo para contrarrestar la fatiga y mejorar el rendimiento general en la carrera.

¿Cuál es el momento óptimo para incorporar el entrenamiento de fuerza en el régimen de entrenamiento?

Aunque realizar entrenamiento de fuerza justo antes de correr puede no ser óptimo a corto plazo, incorporar un programa de entrenamiento de fuerza regular, preferentemente en días separados o después de las sesiones de carrera, es beneficioso a largo plazo.

Esto permite aprovechar los beneficios del entrenamiento de fuerza en términos de economía de carrera, rendimiento y prevención de lesiones, sin comprometer el rendimiento inmediato en las sesiones de carrera.

Conclusión

En resumen, tanto realizar el entrenamiento de fuerza antes como después de correr tiene sus méritos, dependiendo de tus objetivos específicos, fase de entrenamiento, y cómo tu cuerpo responde a diferentes estímulos.

Hemos visto que, mientras que el entrenamiento de fuerza previo puede preparar tus músculos para la actividad, hacerlo posteriormente puede ser crucial para la recuperación y la mejora de la resistencia muscular.

La clave reside en la planificación estratégica y la personalización de tu régimen para maximizar los beneficios a largo plazo.

Te invitamos a experimentar con ambos enfoques del entrenamiento de fuerza, ya sea antes o después de tus sesiones de carrera, y observar cómo responde tu cuerpo.

Cada atleta es único, y lo que funciona mejor para uno puede no ser igualmente efectivo para otro.

 Ajusta tu entrenamiento según sea necesario, escuchando siempre a tu cuerpo y, si es posible, buscando la orientación de un entrenador experimentado.

El objetivo final es encontrar un equilibrio que te permita alcanzar tu máximo potencial, manteniéndote saludable y libre de lesiones.

Puedes consultar más información e artículos sobre entrenamiento de fuerza en nuestra web

Referencias

1 Damasceno, M., Lima-Silva, A., Pasqua, L., Tricoli, V., Duarte, M., Bishop, D., & Bertuzzi, R. (2015). Effects of resistance training on neuromuscular characteristics and pacing during 10-km running time trial. European Journal of Applied Physiology, 115, 1513-1522. https://doi.org/10.1007/s00421-015-3130-z.

2 , O., , O., & , O. (2017). Better Distance Running Through Strength Training Minimizing Muscle Truama. IOSR Journal of Research & Method in Education, 07, 01-08. https://doi.org/10.9790/7388-0701010108.

3- Doma, K., & Deakin, G. (2013). The effects of strength training and endurance training order on running economy and performance.. Applied physiology, nutrition, and metabolism = Physiologie appliquee, nutrition et metabolisme, 38 6, 651-6 . https://doi.org/10.1139/apnm-2012-0362.

4- Balsalobre-Fernández, C., Santos-Concejero, J., & Grivas, G. (2016). Effects of Strength Training on Running Economy in Highly Trained Runners: A Systematic Review With Meta-Analysis of Controlled Trials. Journal of Strength and Conditioning Research, 30, 2361–2368. https://doi.org/10.1519/JSC.0000000000001316.

No hay resultados anteriores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Change privacy settings