Triatlón Noticias

Adaptación de la mujer al triatlón de larga distancia

La mujer tiene unas características biológicas propias que al efectuar una actividad física repercutirán en su organismo.

 

 

Nuestra colaboradora Ana Casares, nos cuenta en este artículo como hay que adaptar el entrenamiento para una mujer que quiera participar en un triatlón de larga distancia.

Pedaleo centrada en el triatlón Valle de Buelna (Cantabria). Me esperan  90 kilómetros. Las chicas hemos salido media hora antes que ellos. Se establece una única clasificación. Las primeras personas que lleguen a la meta, sean hombres o  mujeres serán los ganadores. 30 minutos es el tiempo establecido para equiparar el rendimiento del  mejor hombre con el de la mejor mujer, en un triatlón 1.900-90-21.

Aquel día solo un triatleta masculino consiguió sobrepasarme. Fue en el kilómetro 18 de los 21 de carrera a pie. ¡Emocionantísimo!!

Descubrí que esos 32 minutos de diferencia en una prueba de 5 horas no estaba muy lejos de los 25 minutos que me suelen sacar los primeros clasificados en un triatlón olímpico (1.500-40-10), duración en torno a las 2h15.

Características

¿Cómo nos adaptamos las mujeres a pruebas de larga distancia?, ¿dónde estamos unas y otros?, ¿qué aspectos de la mujer pueden favorecerle en pruebas de larga distancia?

La mujer tiene unas características biológicas propias que al efectuar una actividad física repercutirán en su organismo.

Como contrapartida, aunque las mujeres bombeemos menos oxígeno, somos más económicas, y al tener un menor porcentaje de masa muscular nuestras necesidades son menores. En el segmento de natación por ejemplo, las diferencias entre los primeros hombres y las primeras mujeres no son tan significativas.

¿Y las hormonas?

La testosterona, es la responsable de construir huesos y músculos, ayuda a regenerar el tejido conectivo y muscular después del esfuerzo. Ejerce un efecto anabólico sobre la masa muscular, la densidad ósea y la fuerza.

Los estrógenos, favorecen la acumulación de grasa en las mujeres que suele ser un 10% más que los hombres. Esto se convierte en ventaja a la hora de las pruebas de resistencia. Las mujeres tienen una reserva de grasa extra y destacan a la hora de aguantar, repostando casi sin parar. Las mujeres utilizan en mayor grado la grasa que los hombres durante el ejercicio de larga duración. Esta mayor oxidación de grasas podría mejorar el rendimiento en larga distancia ya que permite dosificar mejor el uso de carbohidratos.

La actitud

En cuanto a actitud y carácter, el Doctor Van Aaken nos dice que la mujer es mucho más tenaz y paciente que el promedio de los hombres. En el entrenamiento es más fácil motivarla y es más constante en los entrenamientos.

Os animo a explorar cuál es vuestra fisiología y funcionamiento femenino. Descubriréis si se os dan mejor los triatlones más cortos o los más largos, entenderéis las respuestas de vuestro organismo ante algunos entrenamientos y competiciones. Todo ello irá configurando objetivos, retos y sueños en vuestro camino como triatletas. Y creceréis como deportistas y como personas…

Más información:  www.actraining.es

Además te puede interesar