Triatlón Sierra NevadaVictory Endurance Noviembre 2015Banner Compex Navidad

28
Dom, May

5 motivos para usar un potenciómetro

Tri-consejos

Un medidor de potencia es un aparato que calcula la potencia desarrollada por el ciclista mediante la medición de la cantidad de fuerza que se aplica en alguna determinada parte de la bicicleta mediante galgas extensiométricas, que permiten calcular cual es la fuerza que se aplica en dicha parte de la bicicleta

 

Medidor de Potencia en el triatlón

 

Nuestro colaborador Ricard Perez, nos cuenta en este artículo el porqué de usar un potenciómetro en nuestros entrenamientos.

 

Pese a que el primer medidor de potencia en ciclismo se fabricó en 1986, no ha sido hasta hace unos pocos años en que estos dispositivos de control del entrenamiento se están popularizando tanto en ciclismo como en triatlón.

 

Un medidor de potencia es un aparato que calcula la potencia desarrollada por el ciclista mediante la medición de la cantidad de fuerza que se aplica en alguna determinada parte de la bicicleta mediante galgas extensiométricas, que permiten calcular cual es la fuerza que se aplica en dicha parte de la bicicleta

 

Muchos deportistas que entrenan utilizando un pulsómetro son muy reticentes a pasarse al mundo de los potenciómetros ya que consideran que no les aporta ventajas suficientes como para realizar el desembolso asociado a la adquisición de estos dispositivos.

 

A continuación tenéis 5 ventajas del uso del potenciómetro frente al pulsómetro.

 

1.- Específico

Los potenciómetros son dispositivos creados para ser utilizados exclusivamente en una bicicleta por lo que disponen de opciones más específicas para el ciclismo que los pulsómetros, como por ejemplo la cadencia.

 

2.- Objetivo

En situaciones de nervios, cansancio e incluso humedad en el ambiente, nuestra frecuencia cardíaca se incrementa, y eso no es sinónimo de que estemos trabajando más duro.

Cuando un potenciómetro nos indica los vatios que estamos generando, este valor es totalmente objetivo y por muy nerviosos que nos pongamos, no conseguiremos aumentar ese valor (a no ser que nuestras piernas hagan su parte del trabajo).

 

3.- Inmediato

Nuestro corazón no tiene la capacidad para cambiar su frecuencia de forma inmediata, es decir que no podemos pasar de 120ppm a 190ppm en menos de un segundo. El aumento de pulsaciones es un cambio progresivo que para esfuerzos submáximos requiere un mínimo de 45 segundos para estabilizarse.

Es decir, que si estamos haciendo un ejercicio de sprints o de salidas lanzadas, no podemos utilizar el pulsómetro como dispositivo de control ya que al tratarse de ejercicios de entre 10 y 30 segundos de duración, alcanzaremos nuestras pulsaciones máximas una vez finalizado el ejercicio.

 

Los potenciómetros nos muestran los datos inmediatos de vatios que estamos generando en cada pedalada, por lo que sí que podemos utilizar un medido de potencia para controlar este tipo de ejercicios tan explosivos.

 

Medidor de Potencia en el triatlón

 

4.- Comparable

Cuando un deportista se inicia en el entrenamiento de ciclismo de una manera habitual, el rango de frecuencia cardíaca es muy variable, ya que inicialmente el corzaón se estresa con mucha facilidad, y solo a través del entrenamiento prolongado a lo largo de los meses podemos estabilizar estas pulsaciones.

Así pues, al comenzar a entrenar con la bicicleta nuestro pulsómetro nos marcará unas pulsaciones muy altas que a lo largo de la temporada irán disminuyendo debido a nuestra adaptación al ejercicio.

Con un potenciómetro, estamos obteniendo unos valores numéricos que nos indican la potencia de nuestro cuerpo, y no la actividad de nuestro corazón (que recordemos, está influenciado por agentes externos), de manera que podemos comparar en cualquier momento nuestra evolución con unos valores absolutos.

 

5.- Trasladable

¿Cual es la sensación que tenemos justo antes de empezar una competición?

Nervios, lo que se traduce en un aumento muy notorio de nuestras pulsaciones.

Si queremos tomar como referencia nuestras pulsaciones entrenando, para reproducir la misma intensidad durante una competición, debemos tener en cuenta el factor de los nervios en la fórmula.

Otro elemento que nos puede falsear el control de la competición es el hecho de entrenar en un lugar con una humedad muy distinta a la del lugar de competición (ya que la humedad también modifica nuestras pulsaciones).

 

Utilizando un potenciómetro, podemos aislar elementos externos de nuestra fórmula, con lo que es mucho más fácil trasladar los valores que obtenemos entrenando al contexto de una competición.

 

Más información: http://www.ricardperez.com/

También te puede interesar

RECOMENDADO
RECOMENDAMOS
Recomendados

Banner Newsletter