¿Para qué sirven los aminoácidos ramificados?

En la actualidad, cada vez son más los deportistas que recurren a los complementos alimenticios para mejorar su rendimiento, obteniendo la cantidad justa de todos los nutrientes que necesitan.

Uno de ellos son los aminoácidos ramificados, o BCAAs, una sustancia que combina valina, isoleucina y leucina y que puede utilizarse, especialmente, en las actividades de fuerza para aumentar la masa muscular.

A continuación, explicaremos para qué sirven los aminoácidos ramificados.

Los aminoácidos ramificados en el deporte

Los aminoácidos se usan en deportes aeróbicos como el ciclismo, la natación o las maratones, es decir, en aquellos que tienen larga duración.

Asimismo, son de gran utilidad en aquellos ejercicios que trabajan sobre grupos musculares específicos, como el levantamiento de pesas.

En estos tipos de actividad física, los aminoácidos ramificados que se encuentran en la sangre disminuyen y deben comenzar a utilizarse los que están almacenados en los músculos para obtener energía.

Si el deportista no consume la dosis necesaria de BCAAs, tendrá una recuperación más larga y un menor rendimiento deportivo.

Esta es la razón por la que conviene suplementar la dieta con un complemento alimenticio de aminoácidos ramificados, como los que se pueden comprar online aquí.

Las funciones de los BCAAs

Los aminoácidos ramificados son esenciales, lo que significa que deben obtenerse mediante el consumo de alimentos y complementos alimenticios.

Al menos un 35 % de la proteína corporal corresponde a los BCAAs y, en menor porcentaje, se encuentran en los músculos esqueléticos. Entre sus funciones principales, se pueden mencionar:

  • Aportar energía a los músculos durante los ejercicios intensos.
  • Promover la síntesis de proteínas.
  • Evitar el catabolismo muscular.

Asimismo, el uso de aminoácidos ramificados está asociado con las siguientes funciones:

Recuperar masa muscular

Los aminoácidos ramificados promueven el desarrollo de la hormona del crecimiento, que ayuda a aumentar el tamaño de los músculos.

Asimismo, reduce los daños que se producen en la masa muscular, ya que disminuye la cantidad de ácido láctico y otras enzimas presentes en el organismo.

Reducir la fatiga muscular

Al disminuir los BCAAs en sangre, se incrementa la serotonina en el cerebro, lo que causa alteraciones en el sistema nervioso y, en última instancia, fatiga.

Algunos estudios indican que un aumento de los aminoácidos ramificados puede revertir este proceso.

Potenciar el sistema inmune

El ejercicio intenso causa una disminución de la glutamina en sangre y, por lo tanto, también de la respuesta inmune.

Los aminoácidos ramificados devuelven glutamina al plasma sanguíneo, lo que potencia el sistema inmunitario.

¿Cómo se toman los aminoácidos ramificados?

Lo más recomendable para el ejercicio intenso es tomar batidos de BCAAs media hora después del entrenamiento, junto con el consumo de hidratos de carbono.

Además, también se pueden consumir media hora antes de la actividad física, de modo que ya estén disponibles posteriormente. Se recomienda ingerirlos con una abundante cantidad de líquidos.

Los aminoácidos ramificados tienen numerosas funciones en el organismo y son adecuados para el ejercicio intenso o de larga duración.

Entre otras tareas, ayudan a recuperar masa muscular, reducir la fatiga y potenciar el sistema inmune.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Change privacy settings