Banner Challeng LisboaVictory Endurance Noviembre 2015Banner Compex Navidad

08
Jue, Dic

10 momentos críticos en un IronMan

Kona

Nuestro colaborador Miguel Ángel Rabanal, nos habla sobre algunos de los instantes comprometidos cuando se participa en un IronMan

 

Momentos críticos en un Ironman

 

Dentro de unos días se disputará el Campeonato del Mundo del Larga distancia en Hawaii y uno de mis pupilos acudirá a dicho evento con la ilusión de hacerlo lo mejor posible. Han sido muchos años de preparación para conseguir estar ahí, y aunque se lo tomará con un premio a su empeño y constancia, sabe que habrá momentos en los que sufrirá y que deberá hacer frente para llegar airoso a la línea de meta.

Es por ello que a continuación hacemos un repaso rápido a esos instantes delicados en los que un triatleta de larga distancia lo pasa realmente mal, ya que no todo es coser y cantar en esto de correr un IronMan por muy buena que haya sido la preparación.

 

Momento crítico 1:

A veces no es fácil conseguir plaza para un determinado IronMan dadas las muchas solicitudes y las escasas plazas, como el caso de la meca del triatlón, Hawaii, donde habrá que conseguir plaza habiendo hecho previamente un buen papel en alguno de los distintos Ironmanes clasificatorios.

 

Momento crítico 2:

Una vez formalizada la inscripción, toca plantearse como entrenar y que planificación seguir. Aquí lo más acertado sería contratar los servicios de un entrenador personal para que así te centraras en lo verdaderamente importante que es entrenar, pero si no es tu caso, deberás ingeniártelas todos los días para pensar que debes hacer y esto a veces llega a agobiar a los triatletas por mucha experiencia que tengan.

 

Momento crítico 3:

Los días previos surgen los nervios que colapsan no solo la mente sino el cuerpo, haciendo que el sueño sea menos reparador, vayas más veces al baño y hagas peor la digestión. Todo un coctel de estrés, miedo e incertidumbre a lo que te espera.

 

Momento crítico 4:

En el instante de la salida parece que vas a ir al matadero y no sabes exactamente lo que te deparará la carrera ese día, tienes sensaciones no muy buenas y te plantearás quien demonios te mandaría apuntarte a estos berenjenales, pero solo son unos instantes de ansiedad y nada más que coges ritmo de braceo y respiración ,se te olvida todo lo malo y te centrarías en nadar de manera relajada para no desperdiciar energía que a buen seguro no te sobrará al final de la carrera.

 

Momentos críticos en un Ironman

 

Momento crítico 5:

Puede que a mitad de la natación en una de las boyas alguien te dé una patada sin querer y te quite las gafas, por lo que el estilo de nado se romperá, tu respiración se verá alterada y sufrirás para volver a la normalidad.

 

Momento crítico 6:

Sales del agua y te montas a la bici, y no solo piensas en lo que te queda sino notas que las piernas te flojean en los primeros compases de la bicicleta y la respiración se te dispara hasta que el sistema cardiovascular y muscular se adapta al nueva situación de esfuerzo, surgiéndote la duda de si no has llegado lo suficientemente descansado de piernas pero poco a poco encontraras un ritmo de pedaleo cómodo que te hará olvidar esa situación incómoda inicial.

 

Momento crítico 7:

En algún momento de la bici, experimentarás un bajón que bien puede ser mental por el agobio de llevar tantos kilómetros pedaleando y pensar en lo que aún queda, o aún peor, el bajón físico por depleción de los depósitos de glucógeno por no haber comido lo suficiente los días previos y en carrera, o haber ido demasiado rápido, notando como el motor pasa de ir con gasolina a moverse solo con diesel. Es uno de los momentos más delicados de la carrera ya que si no se opta por bajar el ritmo y comer algo, se corre el riesgo de tener que abandonar más adelante por riesgo de pájara.

 

Momento crítico 8:

Los calambres musculares pueden empezar a aparecer en los últimos compases de la bici, debido a la fatiga muscular y a la falta de sales que impiden que la musculatura rinda al máximo y que te haga sentir impotencia en querer ir más rápido y no poder, son momentos para disminuir el ritmo, estirar un poco y tomar bebidas con sales minerales.

 

Momentos críticos en un Ironman

 

 

Momento crítico 9:

Finalizas la bici y el mundo se te viene encima cuando empiezas a correr y piensas que aún te quedan 42 km, te vienen una y otra vez a la cabeza pensamientos de que no aguantarás ni 10 km, pero afortunadamente en el momento que las piernas se van habituando al trabajo muscular de tipo excéntrico propio de la carrera, parece que se supera esta crisis sin problemas.

 

Momento crítico 10:

En la segunda parte de la maratón, habrá instantes en los que tengas unas ganas horrorosas de parar a andar por todo el cansancio acumulado y las horas de esfuerzo, cada kilómetro te cunde como si fueran cinco y no ves el momento de poder llegar a meta, otras veces el parar a andar un poco hace que las piernas pierdan ritmo y te cueste un mundo volver a trotar porque te duele hasta la mandíbula en cada impacto contra el asfalto.

 

Pero superados estos 10 momentos críticos llega el momento de disfrutar con la entrada triunfal a meta de un IronMan, algo al alcance tan solo de unos privilegiados como tú, y es el momento de olvidarse por completo de los momentos críticos y que te quedes solo con las buenas sensaciones de la carrera, algo que recordarás hasta la saciedad y hará que el triatlón de larga distancia sea como vivir una experiencia mística que te enganchará de por vida.

Miguel Ángel Rabanal San Román

www.intelligentrunning.es

facebook.com/ENTRENAMIENTOINTELIGENTE

Foto: Getty Images

¿Todavía no nos sigues en redes?

Tambíen te puede interesar...