Test de Cooper, en qué consiste

Es muy probable que hayas escuchado hablar del famoso Test de Cooper en numerosas ocasiones, o incluso que aún lo recuerdes de las clases de Educación Física cuando tocaba valorar la condición física.

Hoy te contamos un poco más sobre este test para que puedas aplicarlo a la valoración de tu rendimiento.

Dónde nació y en qué consiste

El Test de Cooper tiene un origen militar, pues fue el Coronel Kenneth H. Cooper quien lo ideó como forma de evaluar el rendimiento aeróbico de sus soldados en 1968.

La sencillez de su ejecución, el escaso material necesario para el desarrollo y la posibilidad de realizarlo de forma masiva (varios deportistas a la vez), son los puntos fuertes que definen este test.

Tan solo necesitas un terreno llano y un cronómetro, puesto que el Test de Cooper consiste en recorrer la mayor distancia posible sobre terreno llano en 12 minutos

Tabla de Test de Cooper

Kenneth H. Cooper ideó una serie de baremos o tablas de resultados que indican el nivel de condición física del individuo.

Estas tablas fueron adaptadas en función de la edad y el sexo, lo que originó una rápida extensión en el uso del test en diferentes ámbitos (educación, entrenamiento, militar, oposiciones, etc.). A continuación te las mostramos:

 Hombres

Edad Menos de 30 años De 30 a 39 años De 40 a 49 años 50 años o más
Muy Mala Menos de 1.600 metros Menos de 1.500 metros Menos de 1.400 metros Menos de 1.300 metros
Mala De 1.600 a 2.199 metros De 1.500 a 1.899 metros De 1.400 a 1.699 metros De 1.300 a 1.599 metros
Regular De 2.200 a 2.399 metros De 1.900 a 2.299 metros De 1.700 a 2.099 metros De 1.600 a 1.999 metros
Buena De 2.400 a 2.800 metros De 2.300 a 2.700 metros De 2.100 a 2.500 metros De 2.000 a 2.400 metros
Muy buena Más de 2.800 metros Más de 2.700 metros Más de 2.500 metros Más de 2.400 metros

Mujeres

Edad Menos de 30 años De 30 a 39 años De 40 a 49 años 50 años o más
Muy Mala Menos de 1.500 metros Menos de 1.400 metros Menos de 1.200 metros Menos de 1.100 metros
Mala De 1.500 a 1.799 metros De 1.400 a 1.699 metros De 1.200 a 1.499 metros De 1.100 a 1.399 metros
Regular De 1.800 a 2.199 metros De 1.700 a 1.999 metros De 1.500 a 1.899 metros De 1.400 a 1.699 metros
Buena De 2.200 a 2.700 metros De 2.000 a 2.500 metros De 1.900 a 2.300 metros De 1.700 a 2.200 metros
Muy buena Más de 2.700 metros Más de 2.500 metros Más de 2.300 metros Más de .2200 metros

Además, ideó una fórmula para estimar de forma indirecta el Consumo Máximo de Oxígeno (VO2max), uno de los indicadores más frecuentemente utilizado para evaluar la capacidad aeróbica de los deportistas que sólo puede medirse directamente pediante espirometría y prueba de esfuerzo.

La fómula para estimar el VO2max utilizado en la prueba sería la siguiente:

VO2max= (22 x Km recorridos) – 11

Por ejemplo, una mujer de 28 años que recorra 2300m en los 12 minutos tendrá una condición física buena y su VO2max estimado en la prueba será de: VO2max = (22 x 2,3)-11 = 39,6 ml/kg/min

El resultado habrá que multiplicarlo por el peso corporal para obtener los ml (L) de oxígeno que consume nuestra deportista por minuto.

 Consejos para su realización

Antes de ponerte manos a la obra, te recomendamos que sigas estas pautas para su realización:

  • Realizar un calentamiento adecuado y adaptado al esfuerzo a realizar posteriormente (Ej: movilidad articular, carrera suave, series cortas progresivas sin llegar a tope, etc.)
  • Asegurarse de estar en el nivel de condición física mínimo para realizarlo. Dado que se trata de un test de esfuerzo máximo, debemos llevar varios meses de entrenamiento previo a su ejecución.
  • Realizarlo sobre terreno llano y estable donde podamos medir la distancia, bien sea sobre el terreno (Ej. Pista de atletismo) o con un reloj GPS.
  • Evitar la ejecución en días de fatiga, de carga o cuando las condiciones del organismo puedan influir en el resultado (Ej.: alergia, menstruación, procesos catarrales, etc.).
  • Finalizar con una vuelta a la calma para normalizar la respiración y el ritmo cardiaco una vez compeltado el test.

Ahora ya sabes un poco más sobre el Test de Cooper y podrás utilizarlo en la evaluación de tu condición física, pero no pierdas de vista nuestras consideraciones y sigue la planificación de entrenadores cualificados para mejorar de forma saludable.

Laura García Cervantes
Laura García Cervantes.
Dra. Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba