Banner Challeng LisboaVictory Endurance Noviembre 2015Banner Compex Navidad

02
Vie, Dic

La ¿moda? Del barefoot

Tri-consejos

Iván Raña sorprendía a todos corriendo descalzo en la Copa de Europa de Madrid

Ivan Rana Descalzo Copa Europa Madrid

 

Nuestra colaboradora Marian Sánchez nos cuenta en este artículo lo que la ciencia comenta de este tipo de carrera

Ya hace años que estamos viendo entre los corredores algunos a los que los demás miran raro porque corren con zapatillas minimalistas o descalzos, y lo primero que se piensa es que se van a lesionar corriendo de esa forma.

Es lo que se nos ha vendido o hecho creer desde el marketing de las marcas de zapatillas. Pero la polémica o la duda de si esto es tan malo como nos dicen surge cuando vemos este tipo de tendencias en el deporte de élite como ha pasado con Iván Raña, quizá estas cosas empiecen a cambiar poco a poco…

 

¿Qué dice la ciencia respecto a todo esto?

Lo cierto es que toda la tecnología de amortiguación en las zapatillas de los últimos años (gel, cámaras de aire, boost, controles de pronación…)  no tiene ningún fundamento científico sólido y, desde que apareció, las estadísticas de lesiones de deportistas que realizan carrera a pie no disminuyen sino que no paran de aumentar cada año, entonces… ¿por qué no correr sin toda esta tecnología en los pies ya que parece que no hace que nos lesionemos menos?

Correr descalzo

Lo que si sabemos con seguridad y ya está bastante documentado, es que el calzado puede cambiar la biomecánica natural, favorece el ataque de talón y aumenta la fuerza de impacto del pie en el suelo, cosa que no ocurre cuando corremos con zapatillas que se asemejan más a nuestro pie (menos drop y menos amortiguación) o que nos permiten correr de forma más natural. Así que no, no da igual lo que nos pongamos en los pies para correr, puede influir más de lo que nos pensamos.

La mala fama del minimalismo no viene porque correr de esa forma sea malo o lesivo, sino porque al estar tan acostumbrados a correr con calzado amortiguado, la transición o el cambio para poder correr más “natural” tiene que hacerse muy progresivo, controlado y con paciencia, dándole tiempo a todas las estructuras de nuestras piernas a acostumbrarse a correr así. El problema es que pocos deportistas tienen la paciencia para realizar este proceso de forma correcta, nuestro cuerpo va a un ritmo de adaptación y nosotros queremos ir a otro, así que es muy fácil lesionarse.

 

¿Qué beneficios tiene correr sin amortiguación?

El motivo de los que corremos así no se basa en alcanzar una gran mejoría en el rendimiento, pero sí en encontrar una forma de correr con mejor alineación del cuerpo, menos lesiva a largo plazo y con mejores sensaciones de percepción y propiocepción a nivel de todo el sistema nervioso, es decir… una forma de correr más segura nuestro cuerpo.

 

Calzado minimalista

Como bien dijo Iván Raña estos días pasados para explicar por qué corrió así: “Descalzo no vas a correr mucho más rápido,  pero yo corro más cómodo”.

Al final, eso es lo que hay que entender, que es una elección personal de cada uno, y que es una forma de correr perfectamente válida, efectiva y segura.

Más información: institutoinnova.net

¿Todavía no nos sigues en redes?

Tambíen te puede interesar...