Entrevista a Pablo Dapena , “Objetivo: competir en la franquicia Ironman y clasificarme para el Mundial 70.3”

{wbamp-meta name=”image” url=”/images/stories/noticias_07/pablo-dapena-ibiza-2017.JPG” width=”300″ height=”150″}

Pablo Dapena, ha sido el mejor triatleta en ambito nacional, brillando desde distancia supersprint hasta larda distancia, pasando por sprint, olímpica y media distancia.

Mario Mola es el vigente campeón del mundo ITU, Javier Gómez Noya campeón del mundo de IM 70.3 e Iván Raña 11º en Kona. Son los tres mejores triatletas españoles del año en su distancia. Si tuviéramos que elegir al mejor a nivel nacional en competiciones FETRI sería sin duda Pablo Dapena, brillando desde distancia supersprint hasta larda distancia, pasando por sprint, olímpica y media distancia.

 Hola Pablo, antes de empezar la entrevista queremos felicitarte por el Oro logrado hace unos días en Ibiza y también por la gran temporada que has hecho. ¿Podrías resumirnos como fue la competición del pasado domingo? ¿Cómo te sentiste? ¿Tuviste algún mal momento? ¿Cuándo te viste campeón?

En primer lugar muchas gracias por las felicitaciones la verdad que lo que este año he vivido ha sido increíble. La prueba fue del máximo nivel, creo que en larga distancia nunca se juntó tanta gente de tan buen nivel, no son palabras mías sino del presidente de la federación española de triatlón. No es fácil juntar a Emilio Aguayo, Gustavo Rodríguez, Miguel Angel Fidalgo, Mikel Elgezabal, Angel Salamanca…

Llegaba con la duda de como el cuerpo afrontaría una prueba tan larga después de una temporada con grandes exigencias y un gran desgaste. Ya desde el agua me veía que no iba fino del todo. Empecé fuerte pero no era capaz de aguantar el ritmo y mis compañeros de fuga acuática, tanto Ángel como Emilio me adelantaron y se pusieron al frente.

A partir de ahí comenzaron 120km de altibajos. Emilio estaba poniendo un ritmo infernal y yo iba bastante pasado, por lo que a partir del km.30 me dejó y se fue en solitario haciendo una bici espectacular. Me quedé en tierra de nadie, e hice 20-25kms bastante malos sin poder ir al ritmo deseado, comía, bebía pero no sé qué pasaba. Fue a partir del km 65-70 cuando volví a ser yo y empecé a apretar, de cuando eso, Emilio me sacaba 4´30´´, una sangría difícil de recuperar, mientras que por detrás Gustavo iba reduciendo la distancia pero menos de lo que yo pensaba, por lo tanto por dentro pensaba que no iba tan mal, simplemente que Emilio se estaba saliendo.

Llegué a boxes después de los 120kms con una renta desfavorable de 5´, hice una transición tranquila dejando que el cuerpo recuperase, lo mínimamente posible después de 4h de prueba que ya llevábamos y salí a correr, un poco más rápido de la cuenta pero “quien no arriesga no gana´´. La distancia con Emilio se iba reduciendo debido a unos problemas que ha estado padeciendo las últimas semanas que le han impedido correr. Sobre el km.12-13 lo rebaso y tomo el liderato; seguía yendo rápido pero esa salida bravucona estaba empezando a pagarla. Fue a partir del km17 cuando analizando la situación de los rivales me daba cuenta de que podía ganar así que traté de mantener el ritmo, pero el cuerpo ya empezaba a cobrar la factura. Los últimos 5kms iba bastante tocado a nivel de todo, un poco apajarado y muscularmente tocado, nunca había corrido 30kms en competición.

1º en el Cto de España de LD a finales de Octubre, 2º en DO a principios de Septiembre, 2º en el de MD en Mayo y 5º en el de Sprint de Julio, unos resultados que nunca ha conseguido ningún otro triatleta a nivel nacional ¿Cuál el secreto para rendir al máximo nivel en diferentes distancias y épocas del año?

Y el Supersprint entre la semana después de Canadá y la de antes del Campeonato de España de DO. Creo que no hay ningún secreto, simplemente en el método de entrenamiento. Combinamos y jugamos mucho con las distancias en la carrera a pie sin centrarse específicamente en una ya que considero que da bastante variedad al cómputo global del entrenamiento. Esto tiene sus cosas positivas pero también las negativas ya que al no centrarse en una cosa, pierdes un poco la capacidad de rendir al máximo en una. Pongamos un ejemplo que espero que se entienda, es como si en economía yo me dedicara a diversificar en vez de concentrar todo el dinero a la hora de jugar en bolsa.

 ¿Qué destacarías de cada uno de esos cuatro campeonatos?

En Sprint la capacidad de ser consistente y sufrir de manera agónica durante 5kms duros y rápidos kilómetros como fueron en Banyoles.

En Olímpica, el arriesgar, ser combativo y no perder la oportunidad de poder subirme a un nuevo podio cuando me fui sólo a por Cesc y Richi cuando iban escapados ellos dos.

En Media, jugar con la mente y pelear cuando las cosas no van bien, ya que sufrí durante toda la carrera por una muela del juicio que me estaba molestando desde hace una semana y al llegar a casa al día siguiente me la tuvieron que quitar.

En Larga…controlarse, comer y beber para no acabar en una cuneta.

 Para poder rendir al 100% durante tantos meses y en diferentes distancias con los cambios que eso supone de ritmos es fundamental no lesionarse. ¿Qué trabajo específico realizas y recomiendas para no lesionarte?

Hace unos años cuando era habitual lesionarme (2012, 2013, 2015) no prestaba tanta atención al tema de prevención y fortalecimiento. A partir de ahí centré mis inviernos a trabajar casi a diario para crear una armadura anti-lesiones. Desde ahí, no puedo quejarme, que siga todo así.

 Sobre pruebas no drafting en MD y LD este año a nivel nacional has estado siempre luchando con los mejores ¿te planteas en 2018 dar el salto al circuito IM 70.3?

Esa es mi idea, pero no me voy a volver loco como en un pasado hice con las Copas del Mundo. Viajaba con el dinero que conseguía de competir en las ligas de Alemania y de Francia por todo el mundo y al final acaba el año a 0. Está claro que el circuito Ironman sin apoyos económicos es complicado, empezando por su licencia 960 dólares (para toda la temporada y cualquier prueba, eso sí) y sobretodo con un objetivo ambicioso que es clasificarte para el Campeonato del Mundo 70.3 que si no recuerdo mal será en Sudáfrica.

Durante este invierno intentaré trabajar en ello, buscando apoyos aunque sean mínimos para poder intentar competir en la franquicia Ironman y con el objetivo de clasificar 70.3. Sé que es complicado, porque el nivel crece de manera espectacular cada año que pasa pero siempre se me viene a la cabeza esta frase: “SEAMOS REALISTAS, HAGAMOS LO IMPOSIBLE´´

 Este año has competido en los diferentes campeonatos de España tanto individual, como por clubes en distancias que van desde supersprint hasta distancia C. Creo que solo te falta una distancia por hacerlo… ¿Te animas a ella en 2018?

Jajaja, el IM son palabras mayores y exige mucha cabeza y determinación además de esfuerzo físico. Si hay un sitio donde me gustaría probar o debutar en IM sería Vitoria, de aquí a allá queda mucho camino por delante. Ahora desconectar, recuperar el tiempo con la gente con la que no he podido estar, actualizar muchas cosas que durante el año no puedes hacer y poco a poco empezara estudiar la nueva temporada y ver qué es lo que apetece y motiva.

 Ha sido una temporada larga con muchos éxitos, posiblemente la mejor de tu carrera ¿tienes algún agradecimiento especial?

 Llevo dos años rindiendo a un buen nivel, de manera regular durante todo el año y estoy muy satisfecho de ello. Gracias a quienes me apoyan, viven y sufren el día a día conmigo, mi familia, mis amigos, mi novia, y sobre todo a los patrocinadores (VIATOR, SPECIALIZED, 226ers, COREEVO, AQUAMAN, BROOKS) que sin su material no estaría teniendo la oportunidad de luchar arriba.

Muchas Gracias a todos!

Fotos: @triatlonsp / Ona Onari