Los análisis encargados por el ayuntamiento dan negativo en leptospirosis después de los cinco contagios detectados en el triatlón, pero constatan parámetros “altos” en enterococos y E. Colis

Después de la alarma generada tras detectarse leptospirosis en tres participantes en el triatlón de Bilbao y que obligó a suspender la histórica Travesía a Nado prevista para el pasado domingo 2 de julio por “precaución”, al “no poder garantizarse la calidad del agua”.

Y es que los análisis encargados por el ayuntamiento han determinado que la ría “no es apta para el baño”, al detectarse parámetros “altos” en enterococos y E. Colis. Las pruebas, realizadas en cuatro puntos diferentes (la zona del Arenal, la rampa frente al ayuntamiento, el área de Zubizuri y el Museo Marítimo), han dado negativo en la bacteria de la leptospira, pero positivo en las otras dos. Estas bacterias son las que determinan si el agua es apta para el baño.

Durante el pasado triatlón, celebrado el 20 de mayo, cinco deportistas contrajeron leptospirosis (tres confirmados y dos sospechosos), una enfermedad infecciosa que se transmite por contacto con la orina de animales, principalmente de las ratas, y cuyos síntomas son muy parecidos a una gripe, ya que provoca fiebre, dolor de cabeza, escalofríos o vómitos. En algunos casos, esta enfermedad puede llegar a provocar cuadros médicos graves.

De cara al desarrollo de las competiciones de natación, el ayuntamiento va a trabajar también en un protocolo sobre normas y recomendaciones para aceptar la celebración de estas pruebas deportivas.

No obstante, ante el “alarmismo” generado, el alcalde se ha preguntado si el hecho de que se hayan detectado “cinco casos máximo” de 1.200 triatletas en una prueba que se ha realizado durante siete años es como “para preocupar a la ciudadanía”.

La organización de la Travesía a Nado, el Club Deportivo Bilbao, decidió suspender la veterana prueba, la segunda más antigua de España, por detrás de la del puerto de Barcelona, nada más conocer los casos de leptospirosis y sin esperar, por "prudencia", a los resultados de los análisis urgentes realizados.

Fuente: EFE