Array

Ayer se publicó en el diario aquibergueda que no se celebrará la edición de 2017 del Slafish Berga.

 

Una mala noticia para el mundo del triatlón, ya que uno de los triatlones má bellos del panorama nacional, el Sailfish Berga,  no se celebrará el próximo año.

Esto es debido a las dificultades económicas y los problemas de viabilidad. De momento no está claro si la prueba se trasladaría a otro lugar, ya que buscar otra localización es una tarea difícil.

El magnífico enclave donde se celebraba esta prueba era una de las principales razones para competir de muchos triatletas.

La natación de 1,9 km se celebraba en la presa del pantano de la Baells, Los 90 kilómetros en bicicleta transcurrían por Berga, Cal Rosal, Gironella, Puig-reig, Casserres, el Espunyola y Avià, mientras que los 21 km de carrera a pie recorría la localidad de Berga en una ciudad entregada al triatlón.

"Las cosas siempre terminan por unos motivos claros", dijo Moisés Gangolells uno de los promotores de la prueba. Las dificultades económicas eran cada vez mayores y la complejidad de la prueba era cada vez más difícil de encajar en la comarca. De hecho, a modo de ejemplo, Gangolells ha hablado de la carretera que se utiliza en el sector ciclista como una de los causantes de la decisión: "Tenemos una C-16 complicada de usar, difícil de ocupar. Es una vía muy utilizada los fines de semana y cada vez es más complicado cortar la circulación ".

Foto: www.sailfish-halftriatlo.com