Banner Challeng LisboaVictory Endurance Noviembre 2015Banner Compex Navidad

08
Jue, Dic

¿Cuáles son los nutrientes más importantes para evitar problemas en las articulaciones?

Nutrición deportiva

Ciertos nutrientes pueden ayudar a prevenir su deterioro, aliviar el dolor e incluso rejuvenecerlas.

 

 

 

Nuestro colaborador AML Sport, no cuenta en este artículo que nutrientes pueden ayudarnos a prevenir el deterioro de las articulaciones.

Un total de 206 huesos forman el esqueleto y tienen una triple misión: sostener, proteger y permitir el movimiento junto a músculos y ligamentos. El uso y desgaste de las articulaciones hace inevitable que sufran en mayor o menor medida un desgaste. Pero ciertos nutrientes pueden ayudar a prevenir su deterioro, aliviar el dolor e incluso rejuvenecerlas.

Colágeno: 

Constituye el 38% de la proteína total del cuerpo humano. Forma los huesos, los cartílagos, los tendones y los ligamentos, lo que significa que toda la proteína del esqueleto es colágeno. Los monómeros o moléculas sencillas de colágeno, dejan unos huecos en los que se coloca el fosfato cálcico en los huesos y el condroitín sulfato en las articulaciones; los tendones son haces paralelos de colágeno. El colágeno es la única proteína en la que el 60% de los aminoácidos que la componen son: la glicina, la prolina y la lisina. El Colágeno proporciona flexibilidad al hueso, y en consecuencia ese hueso sin colágeno no puede deformarse y se rompe con facilidad. Si queremos que nuestro cuerpo lo forme, lo ideal es tomar colágeno como complemento.

Magnesio: 

Interviene en la formación de todas las proteínas del cuerpo humano. Cuando falta Magnesio no se regeneran los tejidos en la medida correcta, ocasionándose un desgaste en los cartílagos, un debilitamiento de los tendones y una falta de matriz orgánica en los huesos, que es lo que da lugar a la osteoporosis. La cantidad recomendada como suplemento, oscila entre los 300 a 450 miligramos-día, repartidos al menos en dos comidas. Es importante conocer las diferencias entre los tipos de magnesios que encontramos en el mercado para saber cual debemos tomar.

Fosforo: 

La cantidad de este elemento en el cuerpo humano es de aproximadamente, tres cuartos de kilo. De esta cantidad, entre el 70-75% se encuentra en los huesos, el resto lo utiliza el organismo en las moléculas donadoras de energía química por hidrólisis. Un 25% del fosfato que se encuentra en el esqueleto es intercambiable con el que hay en el suero: así si la alimentación no provee del necesario para el correcto funcionamiento del metabolismo corporal, el esqueleto cede este elemento, empobreciéndose en el mismo los huesos. La disminución del fosfato óseo conlleva la de calcio, por lo que una dieta pobre en fósforo también conduce a la osteoporosis. El fósforo que aportan los alimentos es en forma de lecitina.

Ácido Hialurónico: 

Esta sustancia abunda en el líquido sinovial (reduce la fricción entre los cartílagos). Es conveniente inyectarlo, no ingerirlo. Ya que una vez digerido se va a convertir en azúcar igual que tomando cualquier almidón. Por este motivo en medicina lo aplican siempre en inyecciones, porque al ponerlo directamente en ese lugar, no lo hemos destruido en el proceso de la digestión.

Más información: http://www.amlsport.com/

¿Todavía no nos sigues en redes?

Tambíen te puede interesar...