Challenge SalouIronman 70.3 CascaisCompex

13
Mié, Dic

La alimentación vegana en el deportista

nutricion

La compatibilidad de la alimentación vegana y el deporte es un debate en pleno auge en la actualidad. Antes de nada, es conveniente aclarar ciertas nociones básicas de este estilo de alimentación, algo confusas para la mayoría de la población.

Nuestro colaborador AMLSPORT nos cuenta en este artículos los beneficios de la dieta vegana en la alimentación de un deportista

¿Veganos, crudívoros, vegetarianos, flexitarianos…?

La tendencia de este tipo de opciones alimentarias ha significado un boom conceptual en varios ámbitos (gastronomía, ocio, redes sociales…). Sin embargo, es un error creer que es algo nuevo surgido en los últimos años pues los seguidores de estos estilos no son únicamente fieles a un tipo de alimentación sino también a toda una filosofía de vida.

El seguimiento de esta forma de nutrición comprende una amplia diversidad de criterios, desde aquellos partidarios de fomentar un estilo de vida saludable a los movidos por razones éticas y de respeto al mundo animal.

¿En qué se diferencia la alimentación vegana de la vegetariana?

La principal diferencia está en el estilo vegano, el cual no solo limita el consumo de animales sino también, todos los productos derivados. Este grupo de población principalmente se alimenta de vegetales, hortalizas, legumbres, cereales, frutas, frutos secos y semillas.

¿Cuál es el gran debate de esta dieta?

El primer factor de polémica es la discusión sobre si es suficiente o no el aporte de proteínas y de nutrientes esenciales (hierro, zinc, vitamina B, etc.) para construir masa muscular y rendir a alto nivel.

Las proteínas se clasifican según su valor biológico (alto o bajo), es decir, según la proporción absorbida, retenida y por tanto, utilizada por el cuerpo. Las de alto valor biológico, generalmente de origen animal, son aquellas que presentan todos los aminoácidos esenciales en las proporciones necesarias para el hombre, y las de bajo valor biológico son aquellas con aminoácidos limitantes, es decir en menor proporción o con déficit en algunos aminoácidos esenciales.

El hecho de que la porción proteica de los vegetales, a diferencia de la de origen animal, sea de bajo valor biológico, da lugar a la confusión y al mito de que las dietas veganas son insuficientes. Sin embargo, esto no es verdad ya que la combinación de varios alimentos de proteína vegetal da lugar a la obtención de proteínas completas al contrarrestar las carencias de aquellos aminoácidos limitantes con la variedad de nutrientes. Un ejemplo es la combinación de cereales con legumbres o frutos secos.

¿Cuáles son las principales fuentes de proteína vegetal?

 tabla alimentos proteina vegetal

¿Es una alimentación propensa a presentar déficits nutricionales?

Del mismo modo que una alimentación vegetariana u omnívora, una dieta vegana no tendría que suponer ningún tipo de déficit si ésta es equilibrada y está bien ajustada a las necesidades energéticas del sujeto. Sin embargo, es un grupo más susceptible a padecer déficits de Vitamina B12, vitamina D y minerales como el calcio, hierro, omega 3, zinc y yodo.

¿Cómo compensarlo?

Básicamente existen dos alternativas para cubrir el déficit de estos nutrientes comprometidos; procurar un balance a base de un aporte de alimentos ricos en los nutrientes carentes o cubrir el déficit con suplementación.

Una buena opción es tomar comprimidos de Espirulina, una alga de agua dulce con una proporción de proteínas de alto valor biológico del 60-80% de su peso en seco, rica en hierro asimilable y clorofila entre otras sustancias que ayudan a recuperar la forma física, la energía, la vitalidad y a desintoxicar el organismo.

¿Hay evidencia de beneficios en la salud?

Sí. Según varios artículos y estudios científicos publicados en la American Journal of Clinical Nutrition, los sujetos que siguen dietas veganas tienen menor riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares y otras enfermedades metabólicas como obesidad, diabetes tipo II, hipertensión e incluso algunos tipos de cáncer. Estos beneficios son el producto de una dieta rica en micronutrientes presentes en las plantas (carotenoides, esteroles, ácidos grasos omega-3, fibra, polifenoles, flavonoides, etc.), junto con una reducción de grasas saturadas presentes en los productos de origen animal.

Y si eres deportista no tienes por qué temerle. Publicaciones científicas demuestran como el mejor antídoto para equilibrar el sistema inmunológico y eliminar los radicales libres generados por el esfuerzo intenso, es una dieta abundante en vegetales, rica antioxidantes y baja en grasas.

¡Ojo!

Cuando hablamos de conseguir beneficios duraderos, la paciencia, el esfuerzo y la constancia son elementos claves. Hacer cambios drásticos con el objetivo de obtener resultados a corto plazo, muchas veces conlleva más perjuicios que beneficios. Ser consciente de la importancia de las diferentes funciones de nuestro organismo y el riesgo físico-psíquico que compromete un desequilibrio nutricional, es vital para no poner en riesgo nuestra salud.

Si deseas realizar un cambio de hábitos te recomendamos que consultes a un profesional nutricionista para que guíe tu proceso y te garantice una alimentación completa y adaptada a tus necesidades energéticas y objetivos.

Más información: http://www.amlsport.com/

RECOMENDADO
RECOMENDAMOS
Recomendados

Tambíen te puede interesar...