(Tiempo estimado de lectura: 3 - 5 minutos)

Desde Rotor nos dan los mejores consejos para ayudarte con el mantenimiento de tus frenos de disco.

Hoy en d√≠a los frenos de discos son fundamentales en las bicicletas de monta√Īa, y se est√°n convirtiendo en una fuerza imparable en el presente y futuro de las bicicletas de carretera. Si haces MTB, carretera o ambos, desde Rotor te dan los mejores consejos para ayudarte con el mantenimiento de tus frenos de disco.

Durante los √ļltimos dos a√Īos, ha sido dif√≠cil introducir los frenos de disco en carreras profesionales, ya que algunos ciclistas y equipos estaban en contra.

Que se acepten los frenos de disco es cuesti√≥n de tiempo. Desde ROTOR¬†lo saben y es por eso que ofrecen un sistema de frenos de disco¬†para bicicletas de carretera llamado¬†UNO, desarrollado durante a√Īos con la empresa alemana Magura, especialista en frenos, que ofrece RT8.

Para aquellos que no usan este sistema, los siguientes consejos se pueden utilizar en cualquier sistema de frenos de disco y te ayudará de manera sencilla a mantener el sistema de frenos en perfectas condiciones desde el primer día.

1. Limpieza de las pastillas y discos de freno

Esta es la regla n√ļmero uno. Mantener las pastillas y los frenos de disco limpios es esencial para que el freno funcione correctamente, y puedas frenar de la mejor manera posible. En las pastillas, solo tendr√°s que quitar la pinza y lijarlo ligeramente con papel de lija fino, lo suficiente para eliminar el esmalte brillante de la superficie de la pastilla. Despu√©s de un tiempo, las pastillas se pueden cristalizar y esmaltar, esto provoca un chirrido en los frenos y una notable disminuci√≥n de la fuerza de frenada.

Lijar las pastillas suavemente hará que estas vuelvan a su condición normal, eliminando cualquier impureza y mejorando la fuerza de frenada. En el caso de frenos de disco, utiliza un limpiador de frenos específico para bicis o alcohol. Usa un trapo, limpia el disco de cualquier residuo de la pastilla, de aceite o de impurezas. Comprueba que no haya restos en la superficie y si hay alguno, elimínalo para poder frenar de una manera más uniforme.

También comprueba que el disco se encuentre recto, de lo contrario, utiliza una herramienta adecuada ( nunca lo hagas con las manos sucias) y alísalo para evitar la fricción.

2. Comprueba los pistones y accesorios de montaje

Cuando quitas las pastillas para limpiar los frenos, es bueno comprobar y limpiar los pistones al mismo tiempo. Con las pastillas quitadas, tira con cuidado de las manetas, permitiendo que los pistones se muevan 2-3mm.

Ten cuidado de no tirar demasiado fuerte ya que corres el riesgo de que los pistones se salgan por completo, y puede que luego tengas que volver a purgar los frenos. Limpia el interior del freno con la herramienta adecuada (nunca utilices un destornillador, ya que esto puede da√Īar los pistones), empuja los pistones a su posici√≥n original y vuelve a ajustar las pastillas de freno. Una vez realizados estos pasos, revisa todos los tornillos y comprueba que todo est√° correctamente ajustado.

Un freno de disco suelto puede ser peligroso durante la frenada. Por √ļltimo, comprueba que no haya fugas en el sistema, especialmente alrededor de las manetas de los frenos.

3. Sangrado de los frenos

Si notas que las manetas de los frenos tienen mucho recorrido, la fuerza de frenado disminuir√°, esto significa que tienes que purgar el sistema hidr√°ulico. Es importante tener el kit adecuado de purgar y utilizar el tipo de fluido hidr√°ulico recomendado por el fabricante.

En el caso de¬†ROTOR¬†y el modelo RT8, utilizan un aceite a base de minerales, y cuando compres el kit de frenos, este viene con un kit de purgado recomendado. Utilizar un fluido hidr√°ulico incorrecto puede da√Īar las juntas en el sistema de frenado. Incluso si el sistema de frenado funciona perfectamente, recomendamos purgar y cambiar el l√≠quido de frenos una vez al a√Īo.¬† Esto te ayudar√° a mantener el sistema en perfectas condiciones y te ayudar√° a tener una fuerza de frenada constante.

Si no sabes realizar el sangrado de tu sistema de frenos, te sugerimos que lleves tu bicicleta a un mec√°nico cualificado.

4. Durabilidad de las pastillas y frenos de disco

Ambos tienen una durabilidad. En el caso de las pastillas de freno, lo puedes comprobar de manera sencilla visualmente, nunca esperes a que las pastillas est√©n completamente desgastadas, ya que podr√≠an desgastarse hasta la parte met√°lica y da√Īar el freno de disco, lo que puede ser peligroso si frenas bruscamente.

Los frenos de disco tienen un espesor mínimo para ayudar a comprobar la cantidad desgastada y reemplazarlos si es necesario.

5. Ruidos y Vibraciones

Para evitar ruidos y vibraciones en el sistema de frenado, es importante que los tornillos y ajustes estén correctamente apretados. Limpiar con regularidad las pastillas y los discos. Comprueba que los cierres rápidos estén cerrados correctamente en ambas ruedas y que no haya nada flojo que pueda causar vibraciones.

Algunos fabricantes recomiendan echar una capa fina de grasa a alta temperatura entre el respaldo de la pastilla de freno y los pistones, para evitar la vibración al frenar. Esto hay que echarlo con moderación y cuidado para evitar perder fuerza al frenar y tener un accidente.

También existe la posibilidad de cambiar el compuesto de la pastilla de freno, de orgánico a sintético o viceversa. Todo esto depende del tipo de terreno y las condiciones climatológicas.

Más información: http://rotorbike.com/