La triatleta ilicitana pasará por una operación para curar su síndrome de atrapamiento de la arteria poplítea

Tamara Gómez, que pasado todo el 2016 en blanco a causa de una grave lesión en una vértebra, había vuelto a los entrenamientos este año  y ha publicado el siguiente comunicado en sus redes sociales:

Tengo que despedirme de esta temporada antes de tiempo.

Unas molestias en los gemelos que empezaron a darme la lata hace un par de meses, cuando estaba entrenando en Nueva Zelanda nos han llevado locos intentando descubrir el problema. La buena noticia es que ya sabemos cuál es el problema, la mala es que necesito cirugía en las dos piernas.

El diagnóstico es síndrome de atrapamiento de la arteria poplítea. El resumen es que mis arterias poplíteas se comprimen cuando contraigo los gemelos, y aparte de que esto me impide hacer deporte ahora mismo, es peligroso para mi salud. Es algo que tengo de nacimiento, pero no sabemos por qué se ha manifestado ahora, y hay que arreglarlo. No es muy frecuente, pero me ha tocado a mí ✌️️

Después de la fractura de vértebra el año pasado, esto es un puñetazo en la cara, pero ahora lo principal es solucionar esto, y después centrarme en volver.

Estoy bien y con fuerza anímicamente, son cosas que surgen en la vida y de las que se sale más fuerte.

Porque "no he llegado hasta aquí para solo llegar hasta aquí.

Así que, hasta luego!


Desde Triatlón Noticias la deseamos una pronta recuperación y esperamos verla lo antes posible compitiendo a su gran nivel.