Banner Challeng LisboaVictory Endurance Noviembre 2015Banner Compex Navidad

08
Jue, Dic

La Carrera más dura de Pilar Hidalgo

Triatlon

La triatleta Pilar Hidalgo tuvo que dejar el deporte de nivel debido a unos graves problemas cardiacos. Ahora en su página web nos cuenta que tiene una seria enfermedad llamada Trastorno Alimentario no Especificado.

Este es el artículo que ha escrito Pilar:

Hasta aquí llegó mi sufrimiento, 16 años es suficiente. Tantos años dando tumbos, dejándome llevar por todo y para todos y acabando con mi vida y felicidad. Y se acabó la vergüenza.... por pensar lo que la gente podría creer (gente ignorante de un problema o falta de conocimiento de esta enfermedad). 16 años arrastrando una enfermedad "muy seria y grave" que se llama Trastorno Alimentario no Especificado, ni bulimia ni anorexia. Simplemente a los 16 años, por el rechazo de un chico y no tolerar esa gran frustración vivida, empezó todo.


PilarHidalgoBCN


Me cobijé en la comida a partir de ahí a cada sentimiento de decepción, frustración, cólera, a querer agradar a todo el mundo, querer complacer a todo el mundo al minuto uno... Comía insaciablemente (así como lo burra que fui para competir o darlo todo, así eran los atracones...) y vomitarlo para limpiar esa sensación de mal estar frustración, decepción... etc, vaciar ese sentimiento. Jamás en 16 años vomité una comida "normal", soy de comer bien y en cantidad, sino que le pregunten a los amables cocineros de la Blume... Han sido 16 años totalmente mecanizados, pasando por miles de etapas diferentes de la enfermedad. Nadie imagina lo que es un episodio de estos, sangrar, hacerme daño, pagarlo con los que más me quieren, culpar a los que más me quieren, daños circulatorios, digestivos, hormonales... pero lo más grave el daño psíquico.

Pasando por más de ocho psiquiatras, psicólogos, terapeutas... dando tumbos y perdiendo el tiempo la salud, ganarme un desfibrilador en mi corazón... y las consecuencias que vengan por todo el daño y maltrato físico y psicológico que me estoy haciendo. Quizás tanta fortaleza me ha perjudicado en alargar esto tanto tiempo, verme siempre fuerte y autosuficiente para todo y como no, para creerme superar esto. Diferentes terapeutas hasta que este año, Juanjo Bringué me a ayudado a tomar esta dura decisión. Ingresarme y aislarme de todo y todos en Itacat (no sé por cuanto tiempo). Todo lo que he conseguido ha sido por mi carácter, impulsividad, quería conseguir a toda costa todos mis propósitos y metas, a cualquier precio.


Desde que nací con una parada cardíaca, necesité una atención, cariño y protección mayor de lo normal, ha sido esta sobreprotección la que me esta arrastrando con todo esto. No tolerar la frustración, que alguien me diga que no, que alguien me ponga mala cara (¿por qué?), que alguien se sienta mal por algo que he dicho, que pensará ese de mí... (leer el pensamiento de la gente, cuando hoy por hoy, me he dado cuenta que ni yo ni nadie pueda adivinar los pensamientos ajenos).

Gala Mad1

Así 16 años de dolor y sufrimiento que sólo yo y, en parte, Sebastien y Juanjo saben como he sufrido y sufro. Siempre he exteriorizado alegría y felicidad porque es mi carácter, nunca hablaba de esto ni de como me sentía con nadie. Todo me lo quedaba y lo sufría yo... Recuerdo hace cuatro años, cuando le conté esto a mi mejor amigo Raul, no se lo creía. "¿Cómo? ¿Imposible?, siempre estas riendo, alegre, pendiente de todo y para todos"... pero ese ha sido mi gran error, no mirar por mí o quizás ver realmente lo que me estaba pasando a mí.

Muchas cosas vividas en 16 años, muchísimas y aún hoy me pregunto como sigo aquí en este mundo con todo el daño inimaginable que me estoy haciendo. De ahí seguramente que el 6 septiembre de 2009 los cardiólogos me dijeron: "Tienes una gran fortaleza... por eso has aguantado esta taquicardia durante tanto tiempo". ¡Pero ya está! Mi fortaleza se terminó, y quiero a mis 31 años, vivir y disfrutar cada día como merezco. Ingreso la próxima semana, no se cuando saldré, estaré incomunicada de todo, mínimo dos meses, y dejar lo que ahora más ilusión y más me llenaba (espero que temporalmente) entrenar al Tri Prat.

Lo que no dejaré será MAKO, Sebastien me ayudara durante el tiempo que dure el ingreso. Y luego, si Dios quiere, con la ayuda de Itacat y mis ganas de curarme, volveré con todo (si ya sonreía antes imaginaros si salgo de este pozo...). Este pozo, que he ido tapando con carreras, entrenos, ahora complazco a este, ahora a este. Tengo dudas que después de 16 años, pueda reaprender a gestionar mis emociones de otra manera, pero no me queda otra, o es ahora o nunca. Podría estar escribiendo páginas y páginas de todo lo que he vivido y sufrido, de cada etapa de mi enfermedad.

Simplemente porque mi vida esta en peligro, ni pasar por la UCI y provocarme una cicatriz en el ventrículo derecho de mi corazón, junto con todas las alteraciones metabólicas, psíquicas, digestivas, neuronales, que esta grave enfermedad (que poca gente comprende), ha valido para decir: "¡Pili, para!", hasta hoy. Todo esto suena como un enfermedad de adicción, y así es 16 años gestionando toda mi vida así he hecho que sea una adicción. Por eso quiero tener la oportunidad de decir a las chicas (que sé y he visto en mi deporte con mi mismo problema) y las que lean esto, que no crean que es una tontería y que dejen todo, todo para solucionarlo, porque merecerá la pena.

No tengáis la confianza que he tenido yo en tantos años, de que sola saldría. Sé que no va a ser nada fácil, pero espero poder salir victoriosa a la carrera más dura que por fin me enfrentaré. Y poner todas mis fuerzas, que cada vez ya son menos, en esto. Espero poder reconducir mi vida, mis cosas, mis ilusiones pronto y poder veros (aunque seguramente con la vergüenza, que he tenido durante todos estos años para contarlo). Deseo escribir de verdad: estoy curada... no como los seis meses después del susto del corazón, que sólo fue el miedo que hizo parar esta espiral, cuando creí que ya me había curado.

Espero que con la ayuda de los profesionales que me llevarán y mi gran familia acabaré por vencer esta complicada y dura enfermedad. Amigos, compañeros, conocidos, quiero disfrutar como todos nos merecemos y no terminar con mi vida y las de mis seres queridos, con tanto sufrimiento, el que nadie pueda imaginar.

HASTA PRONTO, espero...

Pilar Hidalgo es ex triatleta profesional
www.pilarhidalgo.com

La triatleta Pilar Hidalgo tuvo que dejar el deporte de nivel debido a unos graves problemas cardiacos. Ahora en su página web nos cuenta que tiene una seria enfermedad llamada Trastorno Alimentario no Especificado.

Este es el artículo que ha escrito Pilar:

Hasta aquí llegó mi sufrimiento, 16 años es suficiente. Tantos años dando tumbos, dejándome llevar por todo y para todos y acabando con mi vida y felicidad. Y se acabó la vergüenza.... por pensar lo que la gente podría creer (gente ignorante de un problema o falta de conocimiento de esta enfermedad). 16 años arrastrando una enfermedad "muy seria y grave" que se llama Trastorno Alimentario no Especificado, ni bulimia ni anorexia. Simplemente a los 16 años, por el rechazo de un chico y no tolerar esa gran frustración vivida, empezó todo.


PilarHidalgoBCN


Me cobijé en la comida a partir de ahí a cada sentimiento de decepción, frustración, cólera, a querer agradar a todo el mundo, querer complacer a todo el mundo al minuto uno... Comía insaciablemente (así como lo burra que fui para competir o darlo todo, así eran los atracones...) y vomitarlo para limpiar esa sensación de mal estar frustración, decepción... etc, vaciar ese sentimiento. Jamás en 16 años vomité una comida "normal", soy de comer bien y en cantidad, sino que le pregunten a los amables cocineros de la Blume... Han sido 16 años totalmente mecanizados, pasando por miles de etapas diferentes de la enfermedad. Nadie imagina lo que es un episodio de estos, sangrar, hacerme daño, pagarlo con los que más me quieren, culpar a los que más me quieren, daños circulatorios, digestivos, hormonales... pero lo más grave el daño psíquico.

Pasando por más de ocho psiquiatras, psicólogos, terapeutas... dando tumbos y perdiendo el tiempo la salud, ganarme un desfibrilador en mi corazón... y las consecuencias que vengan por todo el daño y maltrato físico y psicológico que me estoy haciendo. Quizás tanta fortaleza me ha perjudicado en alargar esto tanto tiempo, verme siempre fuerte y autosuficiente para todo y como no, para creerme superar esto. Diferentes terapeutas hasta que este año, Juanjo Bringué me a ayudado a tomar esta dura decisión. Ingresarme y aislarme de todo y todos en Itacat (no sé por cuanto tiempo). Todo lo que he conseguido ha sido por mi carácter, impulsividad, quería conseguir a toda costa todos mis propósitos y metas, a cualquier precio.


Desde que nací con una parada cardíaca, necesité una atención, cariño y protección mayor de lo normal, ha sido esta sobreprotección la que me esta arrastrando con todo esto. No tolerar la frustración, que alguien me diga que no, que alguien me ponga mala cara (¿por qué?), que alguien se sienta mal por algo que he dicho, que pensará ese de mí... (leer el pensamiento de la gente, cuando hoy por hoy, me he dado cuenta que ni yo ni nadie pueda adivinar los pensamientos ajenos).

Gala Mad1

Así 16 años de dolor y sufrimiento que sólo yo y, en parte, Sebastien y Juanjo saben como he sufrido y sufro. Siempre he exteriorizado alegría y felicidad porque es mi carácter, nunca hablaba de esto ni de como me sentía con nadie. Todo me lo quedaba y lo sufría yo... Recuerdo hace cuatro años, cuando le conté esto a mi mejor amigo Raul, no se lo creía. "¿Cómo? ¿Imposible?, siempre estas riendo, alegre, pendiente de todo y para todos"... pero ese ha sido mi gran error, no mirar por mí o quizás ver realmente lo que me estaba pasando a mí.

Muchas cosas vividas en 16 años, muchísimas y aún hoy me pregunto como sigo aquí en este mundo con todo el daño inimaginable que me estoy haciendo. De ahí seguramente que el 6 septiembre de 2009 los cardiólogos me dijeron: "Tienes una gran fortaleza... por eso has aguantado esta taquicardia durante tanto tiempo". ¡Pero ya está! Mi fortaleza se terminó, y quiero a mis 31 años, vivir y disfrutar cada día como merezco. Ingreso la próxima semana, no se cuando saldré, estaré incomunicada de todo, mínimo dos meses, y dejar lo que ahora más ilusión y más me llenaba (espero que temporalmente) entrenar al Tri Prat.

Lo que no dejaré será MAKO, Sebastien me ayudara durante el tiempo que dure el ingreso. Y luego, si Dios quiere, con la ayuda de Itacat y mis ganas de curarme, volveré con todo (si ya sonreía antes imaginaros si salgo de este pozo...). Este pozo, que he ido tapando con carreras, entrenos, ahora complazco a este, ahora a este. Tengo dudas que después de 16 años, pueda reaprender a gestionar mis emociones de otra manera, pero no me queda otra, o es ahora o nunca. Podría estar escribiendo páginas y páginas de todo lo que he vivido y sufrido, de cada etapa de mi enfermedad.

Simplemente porque mi vida esta en peligro, ni pasar por la UCI y provocarme una cicatriz en el ventrículo derecho de mi corazón, junto con todas las alteraciones metabólicas, psíquicas, digestivas, neuronales, que esta grave enfermedad (que poca gente comprende), ha valido para decir: "¡Pili, para!", hasta hoy. Todo esto suena como un enfermedad de adicción, y así es 16 años gestionando toda mi vida así he hecho que sea una adicción. Por eso quiero tener la oportunidad de decir a las chicas (que sé y he visto en mi deporte con mi mismo problema) y las que lean esto, que no crean que es una tontería y que dejen todo, todo para solucionarlo, porque merecerá la pena.

No tengáis la confianza que he tenido yo en tantos años, de que sola saldría. Sé que no va a ser nada fácil, pero espero poder salir victoriosa a la carrera más dura que por fin me enfrentaré. Y poner todas mis fuerzas, que cada vez ya son menos, en esto. Espero poder reconducir mi vida, mis cosas, mis ilusiones pronto y poder veros (aunque seguramente con la vergüenza, que he tenido durante todos estos años para contarlo). Deseo escribir de verdad: estoy curada... no como los seis meses después del susto del corazón, que sólo fue el miedo que hizo parar esta espiral, cuando creí que ya me había curado.

Espero que con la ayuda de los profesionales que me llevarán y mi gran familia acabaré por vencer esta complicada y dura enfermedad. Amigos, compañeros, conocidos, quiero disfrutar como todos nos merecemos y no terminar con mi vida y las de mis seres queridos, con tanto sufrimiento, el que nadie pueda imaginar.

HASTA PRONTO, espero...

Pilar Hidalgo es ex triatleta profesional
www.pilarhidalgo.com

¿Todavía no nos sigues en redes?

Tambíen te puede interesar...