Banner Challeng LisboaVictory Endurance Noviembre 2015Banner Compex Navidad

05
Lun, Dic

Gómez Noya sigue un nuevo plan alimenticio para evitar el flato

Triatlon

Un punto, una molestia intestinal puede arruinar años de trabajo en el triatlón, como en otros deportes. Lo sabe Javier Gómez Noya, que ha sufrido flato en momentos clave de su carrera, en algunos días de calor extremo. Y lo combate estos días como si fuera el peor de sus rivales, con un plan alimenticio más estricto que nunca. Recién llegado a Londres para competir el domingo en la antepenúltima cita del Campeonato del Mundo, afina todos los detalles, pule todavía más unos hábitos que ya vigilaba con rigor. Porque el problema que notó en Pontevedra lo frenó de nuevo en Hamburgo hace unas semanas. «Allí volví a sentir molestias de ese tipo. Quiero competir de nuevo sin problemas, y ganar o felicitar a quien me supere después de darlo todo», explica el ferrolano, líder del ránking mundial y cuya forma anuncia buenas noticias para las próximas carreras.

Tras distintas consultas, Gómez Noya lleva unas semanas con nuevos hábitos, consistentes principalmente en extremar precauciones que ya tomaba antes. Por ejemplo, evita el zumo de naranja por las mañanas, se alimenta cuatro horas antes del inicio de una competición -en lugar de tres-, y evita las verduras flatulentas, las salsas, las comidas pesadas y los lácteos, tal como explican el triatleta y su equipo de trabajo. También incide más todavía en aspectos como la hidratación. No puede beber durante las comidas, y sí hacerlo antes y después en muchas tomas breves.

G5P38F1

Posible intolerancia

«El flato me pasa a veces y nadie termina de saber bien por qué. Me ocurre con calor, eso es cierto, pero no todas las veces que compito en esas condiciones. Siempre he cuidado mucho la alimentación. Quizá deba someterme a estudios para comprobar si ahora sufro alguna intolerancia a algún alimento, que quizá antes no tenía o no se detectó», explica el doble campeón mundial, que en los Juegos Olímpicos de Pekín sufrió flato y terminó cuarto.

«Es difícil saber cómo reacciona el cuerpo. Esto tampoco es ninguna enfermedad», añade el ferrolano, que no toma medicamentos para combatir los gases. «En competición llevas el cuerpo al máximo, y otras personas reaccionan vomitando o con otros trastornos. Quizá la postura sobre la bici los propicia al aparcarla y empezar a correr el diez mil final a pie», añade Gómez Noya.

Mejor sin calor extremo

En el Europeo de Pontevedra y en la prueba del Campeonato del Mundo en Hamburgo, lo mermó el flato. Por eso persigue un remedio. El domingo pasado, en una cita internacional en Banyoles, venció sin molestias gástricas. Un buen síntoma. La previsión del tiempo para el domingo en Londres le hace albergar esperanzas. «Se anuncian máximas de 18 o 19 grados, con una posibilidad de lluvias del 30 %. Mejor así, aunque el agua haría más resbaladizo el tramo en bicicleta», añade el ferrolano, que ya sufrió este año una caída en Sídney antes de protagonizar una espectacular remontada y ganar la carrera.

Desde su círculo también se apunta a un episodio diarreico sufrido en mayo como posible desencadenante de las molestias de los últimos meses, en los que se sintió más hinchado de lo habitual durante las sesiones de entrenamiento y tras las comidas.

 

Fuente:lavozdegalicia.es

¿Todavía no nos sigues en redes?

Tambíen te puede interesar...