Challenge MadridIronman 70.3 CascaisCompex

23
Lun, Jul

¡Feliz día de la Madre!, en especial a nuestras mamas triatletas.

Triatlon

Hoy domingo 7 de mayo “Día de la Madre” queremos felicitar a todas las madres, en especial a las Mamás Triatletas y también a todas las madres que tienen hijos/as que practican triatlón.

Desde Triatlón Noticias llevamos varios años homenajeando a las mamás triatletas. Este será el sexto capítulo dedicado a diferentes madres tanto de España como de Hispanoamérica en donde nos contaran como compaginaban su vida familiar y laboral con el triatlón.


Los cinco capítulos anteriores fueron los siguientes:

Súper mamás triatletas (capítulo 1)

Súper mamás triatletas (capítulo 2)

Súper mamás triatletas (capítulo 3)

Súper mamás triatletas (capítulo 4)

Súper mamás triatletas (capítulo 5)

Aída Valiño

 Aida Valiño

Actualmente resido en Tui junto a Gus y nuestra pequeña Noa de ocho meses. Soy enfermera aunque ahora mismo a tiempo completo para la pequeña. 

Empecé a hacer triatlón sobre el año 2003, era nadadora y me enganchó por completo, hasta el punto que ese mismo año entre en el centro de tecnificación de Pontevedra.

Una de mis competiciones favoritas ha sido el triatlón de Elche (A partir de este 2017 Triatlón de Orihuela – Miguel Hernández) del 2015 ya que era mi primera carrera después de uno de los momentos más duros de mi vida. También tengo muy buenos recuerdos de las copas del mundo de Madrid cuando debute aún era junior... aun así me cuesta decidir cuáles son mis competiciones favoritas ya que de casi todas tengo muy buen recuerdo.


Ahora mismo no puedo dar muchos consejos, somos padres desde hace poquito pero ya estoy consiguiendo hacer algo de deporte. Creo que tener un ratito para uno mismo y disfrutar haciendo deporte es salud, ya que consigue mantenerme con más energía todo el día.

Foto Aida: Triatlón Pálmaces

Paula García Godino

 Paula García Godino

Me llamo Paula García Godino y tengo 32 años.  Vivo en Madrid y en diciembre del 2016 he sido mamá de una niña preciosa. Trabajo como funcionaria y hasta el nacimiento de mi hija podía compaginar bastante bien mis entrenos con el trabajo.

Empecé en el triatlón porque desde los 20 años estoy federada en atletismo  y como me lesionaba mucho año tras año, decidí empezar con otros deportes como nadar y montar en bici. En 2011, un amigo me animó a apuntarme en su equipo de triatlón y decidí debutar en uno.

Fue en la Casa de Campo en Junio de 2011 y lo gané. El problema fue que me descalificaron por hacer drafting (no había oído esa palabra en mi vida) y no figuraron mis tiempos en ningún sitio. Como si no lo hubiera corrido. Me dio tanta rabia que a las pocas semanas decidí hacer un duatlón popular en el cual también me lleve la victoria. Al año siguiente recibí una llamada de mi actual entrenador, Daniel Puerta invitándome a pertenecer al Club Diablillos de Rivas y hasta el día de hoy. La verdad es que voy teniendo buenos resultados para el poco tiempo que llevo y eso me motiva mucho.

En 2014 pude proclamarme campeona de España de Triatlón Sprint, en 2015 de Acuatlón y en 2016 de Duatlón Sprint. A eso hay que sumarle mis intervenciones internacionales en Mundiales de Duatlón y Europeos del que puedo presumir un quinto puesto el año pasado.

Lo más curioso es que en esta cita (Europeo de Duatlón 2016 celebrado en Kalkar, Alemania)  ya estaba embarazada de 3 semanas. Es algo que intuía pero no me atreví a confirmar hasta mi vuelta a España.

Dos semanas antes había ganado el Campeonato de España de Duatlón y estaba en un estado de forma magnífico por la buena pretemporada que me curré, así que, tras saber lo de mi embarazo y con el visto bueno de mi ginecóloga de referencia, seguí compitiendo hasta el tercer mes donde daría broche final a la Temporada 2016 en el Mundial de Duatlón; entre medias pude correr el Contrarreloj por equipos de Duatlón, el relevos de Duatlón, la Copa de la Reina y el relevos de triatlón.

A partir del tercer mes me apunté al gimnasio al cual estuve yendo hasta el séptimo y desde ahí, y debido al extremo cansancio sólo nadaba ocasionalmente hasta días antes del parto.

La verdad es que tengo mucha suerte de que mi pareja también practique este deporte porque nos compaginamos muy bien y nos entendemos a la perfección. Los primeros meses estuve muy vaga sin ganas de reiniciar de nuevo pero a los tres meses la cosa empezó a cambiar y gracias a él, poco a poco he ido retomando los entrenos.

A día de hoy, hago un entreno al día y muy excepcionalmente meto doble sesión. Es algo a lo que aún no estoy preparada apenas cinco meses después de dar a luz así que en cualquier momento del día puedo “escaparme” para disfrutar del deporte.

Este fin de semana del 6-7 de Mayo debuto en un triatlón, en la Copa de la Reina  en Águilas (Murcia) y sé que aunque vaya a sufrir mucho, lo voy a disfrutar sabiendo que, en la meta estarán mi peque y mi chico esperándome con los brazos abiertos.

Mi consejo para las mujeres y en especial para las mamás que quieran hacer su primer triatlón es que disfruten entrenando, que disfruten su primera carrera, que no tengan prisa y que saboreen lo que supone la realización de una prueba así.

Yo, lo que me he dado cuenta es de que cada entreno lo disfruto y lo vivo de una manera muy intensa, porque no sé cuándo podré volver a meter el siguiente. El ser madre te hace valorar el factor tiempo una barbaridad porque los días se te quedan cortos.

Es una etapa muy especial la que estoy viviendo y de la que me siento muy orgullosa, la estoy disfrutando de otra manera, y animo a todas las mamás a que se animen a probar este deporte.

Nuria Rodríguez

 Nuria Rodriguez

Soy Nuria Rodríguez Sánchez, mujer de 39 años y madre de dos hijas, Naroa de 13 años, y Ariane de 8 años. Vivo en la localidad de Ororbia, un pueblo de Navarra. Mi profesión es monitora de natación, pero también trabajo en un comedor escolar y en una guardería.

Mis inicios en el triatlón, comenzaron en el año 2012.Trabajaba como monitora y entrenadora de natación .Con ello yo también empecé a practicar la natación (deporte que ya había practicado de pequeña).En diciembre de ese mismo año, año 2011, prepare la san silvestre. Los resultados fueron inesperados y me di cuenta de que también podía correr bien. Entonces empecé a pensar la posibilidad de practicar triatlón .Era una decisión complicada, ya que la práctica del triatlón haría que dejara la hípica .También tenía mis dudas, además de la dureza de este deporte, por mi inexperiencia ante una bici de carretera, pues no había andado nunca .Al final me decidí por el triatlón, y deje de lado la hípica (decir que hoy por hoy, la hecho mucho de menos).

Cuando me inicié en este deporte, tenía claro la distancia que quería llegar hacer, que era la distancia olímpica .Por ello mis competiciones preferidas son los campeonatos de España élite distancia olímpica. También tengo especial cariño a los triatlones que se organizan en Navarra por ser mi tierra.

De lo que llevo en la práctica de este deporte, me quedo con los resultados de la temporada 2014.Primero por ser la que seguía a la temporada que estuve parada por lesión (temporada 2013), y segundo por los resultados obtenidos, de los que destacaría:

  • Subcampeona en el ranking nacional de triatlón.
  • 5ª en el campeonato España élite de triatlón  olímpico en Águilas, 
  • 3ª en el ranking nacional de duatlón
  • top 10 en el resto de campeonatos de España élite (8ª LD duatlón, 7ª triatlón sprint y acuatlón).

También mencionar la temporada 2012 (temporada en la que me inicié la práctica del triatlón)

6º puesto del campeonato de España élite triatlón sprint  en Madrid.

5º puesto en el campeonato de España por autonomías celebrado en Águilas.

De la temporada 2015 me quedo con estos resultados:

8ª campeonato de España élite triatlón olímpico en Altafulla.

5ª campeonato España acuatlón.

6ª en el campeonato de España elite de duatlón en distancia sprint celebrado en Soria, en donde fui seleccionada para el campeonato de Europa de duatlón.

8ª campeonato España élite duatlon LD

En la temporada 2016, tras haber sido una temporada complicada de cambios y altibajos, hice mi debut en media distancia y quedé subcapeona de España élite MD de Valencia. Después de este campeonato empecé a preparar el campeonato de España elite distancia olímpica, pero tras una perforación timpánica no pude asistir.

Compaginar mi vida familiar con mi vida laboral y los entrenos, es algo estresante, pero gratificador, porque ves que lo puedes hacer. El día a día de los días de labor, empiezan: me levanto a las 7 de la mañana, hago la comida y dejo todo recogido y organizado. Me voy a trabajar en coche de 8 a 9. Con esto decir, que a Ariane la lleva mi madre al autobús para ir a la escuela. Salgo de trabajar y realizo mi primera sesión de entrenamiento, bien sea bici o carrera a pie. Tengo el tiempo muy ajustado, e intento ser lo más eficaz posible en el entrenamiento. Para las 11:30 tengo que terminar, para prepararme para ir otra vez a trabajar (ducha, estiramientos, comer....). Por las mañanas dispongo de 2 horas, con las que me tengo que organizar para que salga todo bien. Me voy en coche a trabajar otra vez de 12:45 a 15:30. Los lunes, miércoles y viernes, salgo de trabajar y me voy a nadar. Seguido voy a dar clases de natación, con lo que estos días se hace cargo mi madre de recoger a Ariane del autobús, y llevar a las dos a entrenar (balonmano). Yo para las 7 de la tarde término con los cursillos, y es cuando me junto con ellas. Como la semana es bastante ajetreada, los fines de semana hago una sesión de entrenamiento por la mañana, y así poder estar el resto del día con mis hijas, y descansar cuando se van con su padre. Es duro, ya que estoy yo sola al cargo de ellas (mi madre me echa una mano), y esto hace que a veces me salga de la planificación del entrenamiento, y tenga que descansar para dar calidad a los siguientes entrenamientos.

Para que una mama se decida a practicar el triatlón, no hay nada mejor que tener ganas, ya que la práctica de este deporte no requiere de ninguna cualidad específica, sí que es recomendable un reconocimiento médico antes de iniciarse. Cuando pruebas este deporte, te engancha por la variedad que existe dentro del mismo, ¡¡¡cuando lo pruebes lo veras!!! Es un deporte que te equilibra muy bien a nivel físico, ya que trabajas tanto los músculos del tren superior (sobre todo con la práctica de la natación), y los músculos del tren inferior (con la carrera a pie y el ciclismo). Esto te hace sentirte bien tanto a nivel físico, porque te sientes fuerte, pero también a nivel psicológico, porque ves toda la capacidad que un cuerpo humano es capaz de tener.

Paloma La Hoz

Mamas Triatletas Dia Madre

Me llamo Paloma Lahoz, tengo 40 años y soy mamá de un niño de 7 años y una niña de 10. Aunque soy de Vitoria, llevo 18 años en Madrid. La mía es una vida inspirada por el deporte y aunque he tenido épocas de escasez por las circunstancias del momento, siempre ha sido pilar importante. Desde hace 14 años lo incorporé también a mi vida laboral, convirtiéndose en un modo de vida.

Así como hay personas que a una temprana edad sienten la vocación hacia determinadas profesiones, en mi estaba latente una inclinación hacia la expresión de uno mismo a través del movimiento. En mi familia el deporte nunca ha sido especialmente importante, uno de los motivos que junto a otros factores  y circunstancias del momento, no facilitaron la "posibilidad" de que esa intuición/vocación se desarrollara desde la infancia.  

Después de encauzarme profesionalmente como administrativo-contable en varias empresas, logré vincular mi trabajo dentro del ámbito deportivo. Comencé a trabajar en un Polideportivo Municipal durante cuatro años, trabajo que compaginaba dando clases de aeróbic y ciclo indoor. Posteriormente, creé junto a mi marido ENPHORMA, OCIO, SALUD Y DEPORTE (gestión de eventos deportivos, entrenamientos personales) y de la mano, ENPHORMA TRIATLON SAN AGUSTIN del GUADALIX. 

He conseguido incorporar el deporte a mi vida personal y laboral, sintiéndome por ello una privilegiada. Durante este trayecto, continuo aprendiendo, he conocido a personas estupendas, me he rodeado de buenos amigos y experiencias inolvidables. El deporte ha sido elemento fundamental para sostenerme en mis momentos de flaqueza, en el he encontrado toda la fuerza, la energía y el soporte que necesitaba. El deporte me ha ayudado a hacerme a mí misma, a reconocer mis debilidades y fortalezas. Es durante la práctica donde más disfruto, donde me siento plenamente realizada, digamos que es donde alcanzo la mágica fórmula de felicidad, vitalidad, paz, armonía, alegría..., la que diluye cualquier atisbo de tristeza, rabia o frustración. 

Ahora más que nunca y en esta edad madura, reflexiono y valoro más que nunca todo lo que el deporte ha traído a mi vida. La realidad es que continuo sintiéndome tan vital como cuando era más joven, con la fuerza y energía para seguir el ritmo de vida y el de mis hijos, encontrando equilibrio entre cuerpo-mente. Equilibrio-cuerpo porque me siento saludable y satisfecha con mi imagen; equilibrio-mente porque canaliza todas las emociones negativas y que a su vez, genera pensamientos, motivaciones, ilusiones,... Sin olvidar el enriquecimiento personal que trae compartir con otras personas afines al deporte. 

Llegué al mundo del triatlón por casualidad con 25 años y desde entonces forma parte de mi vida. Empecé en la AD ECOSPORT ALCOBENDAS (ahora ECOSPORT TRIATLON ALCOBENDAS) cuando el triatlón era un deporte muy minoritario y había muy poquitas pruebas en España. Allí conocí a mi marido, Joaquín Peces Gallego (INEF, fisioterapeuta, entrenador nacional de triatlón,...) y a parte de nuestros hijos, nació también ENPHORMA TRIATLON SAN AGUSTIN DEL GUADALIX. 

Después de más de 15 años practicando triatlón, son muchas pruebas en las que he participado pero si tengo que destacar alguna son el triatlón de Zarautz, triatlón de Vitoria, Casa de Campo (mis inicios), Triatlón de Lisboa, Triatlón de Fuente Álamo,... Guardo muy buen recuerdo de todas ellas. 

Compaginar la vida personal, deportiva y familiar no es tarea fácil. Es cierto que hay que tener fuerza de voluntad para salir a entrenar por la noche, a medio día o muy temprano pero cuando algo te gusta y tienes motivación, el esfuerzo se reduce, multiplicándose la satisfacción de haberlo realizado y ver el progreso. El día a día requiere llevar una planificación para cumplir o intentar cumplir con las expectativas (trabajo, tareas domésticas, compra, hacer la comida, etc.) y aunque no siempre se puede cumplir al 100%, se van ajustando y replanificando para que todo se mantenga en equilibrio.  Los fines de semana es cuando aprovechamos para hacer salidas largas de bici y puesto que los dos hacemos triatlón, no hay más remedio que alternar los días. Cuando las circunstancias lo permiten, también salimos juntos. Ahora que los niños son mayorcitos, también aprovecho para compartir deporte cuando estoy sola. ¡¡¡Ellos salen en bici y yo voy corriendo así que no hay excusa para no hacer nada!! Jejeje

El deporte trae muchos beneficios a nivel de salud pero también a nivel de bienestar físico y mental. Es la razón fundamental para incorporar a la vida un hábito deportivo. ¿Por qué el triatlón? En realidad estás realizando tres deportes. Me gusta porque no te encasillas en uno solo y juntos, son el complemento perfecto para mantener el equilibrio, ya que se trabaja todo el cuerpo. Por otro lado, es muy versátil. Puedes alternar la participación en pruebas de triatlón, carrera a pie (carretera o trail), ciclismo (de carretera o montaña) y natación (travesías o pruebas en piscina). 

Nuestras creencias nos han convencido de que tenemos que ser generosas, serviciales e implicarnos con la familia y el resto del mundo. Es lo que hemos aprendido y heredado generación tras generación, de forma que cuando dejamos de atender a nuestros pequeños nos sentimos culpables y tenemos miedo de ser egoístas. Durante este proceso, nos olvidamos de nosotras mismas y olvidamos que también necesitamos alimentar nuestro bienestar. Cuando conectamos con el deporte, no estamos haciendo otra cosa que alimentar nuestro bienestar para poder transmitirlo en la misma medida al resto de personas que están a nuestro alrededor. Por tanto, no solo animo a las mujeres a hacer deporte, sino que las empujo sin miedo. No tenemos que seguir ningún estereotipo de mujer salvo el que nosotras queramos ser. 

Kristina Molnár (Hungría – España)

Kristina Molnar


Mi nombre es Krisztina Molnár, soy húngara. En el año 2000 algunos esperaban el fin del mundo, a mí me esperaba una nueva vida, en Alicante, junto con mi hija Karin Szabó y con mi marido Javier Alemany que encontré corriendo por la Manga, junto con mi hija de 4 años, una mochila y por supuesto, mis zapas de correr, porque desde entonces solo corría. No sabía nadar y la bici la tenía como medio transporte.

Todo lo que te pasa en el mundo del deporte, se puede aplicar a la vida diaria. Mi vida de “deportista aficionada” empezó hace 20 años tras el nacimiento de mi hija, Karin. Me compré unas zapatillas de correr (que antes no costaban tanto, ya que no era moda el “running”) y comencé a correr por los bosques de mi tierra.

De igual forma decidí aprender a hablar en castellano, tras escuchar una poesía de F. G. Lorca, “La Jaca negra”, me compré un libro de texto… y aquí estoy, escribiendo en castellano. La primera vez no llegué a correr ni tres kms, pero poco a poco fui aumentando la distancia. Una tarde coincidí con un ultrafondista (en aquel momento no tenía ni idea de lo que eso significaba), él llevaba unos 60km , yo unos 6km. Me ofreció su ayuda con los entrenamientos, me dijo que iba a poder hacer media maratones, tampoco sabía lo que era, y que puede que vaya a ganar alguna medalla. Le dije que si iba a ser así, se la regalaría. Ahora mi primera medalla está en su vitrina.

Con el tiempo, los kilos de después del parto bajaban y los kms aumentaban. Comencé a tener metas alternativas a “adelgazar”, medias maratones, maratones (3ª general en Szeged, 1999) o carreras de 24 horas por relevos, carreras solidarias disfrazados de Papa Noel por todos los pueblos de Csongrád repartiendo comida a los más necesitados.

También tuvimos una idea loca, correr el mismo número de kms que los años que cumplo el día de mi cumple. Este año entro a la edad de maratón.

La idea es correr el mismo número hasta los 50 años y a partir de allí cada año correr 1km menos, a los 100 años me tocará 1km, tendré todo el día para hacerlo. Hasta ahora siempre me acompañaba mi hija en bici. Es mi gran reto, ¡seguir así!

En Hungría ya de pequeña (2-3 años) aprendes a montar en bici ya que con eso vas a ir al cole, a comprar, etc… Mi madre nos llevaba a la guardería en bici, mi hermanito delante en un sillín colocado en el manillar, yo detrás con las piernas muy abiertas porque había que llevar dos cántaros, cada uno de 10 litros, para coger agua por el camino, ya que en casa no teníamos ni agua potable, ni luz, pero bici sí!

Cuando tenía unos 12-13 años, a mi hermano le regalaron una bici de carretera de color verde (algún modelo ruso), a él no le hacía gracia, quería una moto. A mí me encantaba, aunque fuera modelo chico. Así que para no tener que esperar el bus para ir al cole que teníamos a 9 kms , cada mañana, a pesar de la lluvia, la nieve,… iba al cole con la bici verde y con dos cántaros de 10litros detrás , a la ida iban vacías y a la vuelta, por la tarde, llenas. Cada día intentaba ir un poco más rápido.

Mi Javi dice que de aquella época gané dos cosas: una pulmonía mal curada y fuerza para pedalear ahora con mi bici de carretera, que ya “solo” uso para entrenar y pasar un buen rato con mis amigos.

Mi reencuentro con la bici en España fue en 2004. Organizamos un intercambio entre un club de triatlón húngaro y uno de Alicante.

Seguía sin saber nadar, solo corría. Fui de intérprete y en una de sus salidas en bici me tocó esperarles en el coche, en ese momento decidí que jamás esperaría sin hacer nada mientras otros entrenan.

Gracias a Ramón, un chico de aquel club, que me dejo su bici de carretera, aunque a Javi no le hacía mucha gracia porque tenía miedo que me iba a caer con las ruedas finas, hice mis primeros 54kms por la Sierra de Mariola con pedales automáticos y con las zapas de correr. ¡¡¡Me encantó!!!

Así que ahorrando un poco, compramos una bici y empecé a salir con un grupo de ciclistas que tenían una furgoneta como coche escoba… desde allí me animaba mi niña, mientras escuchaba historias de Pepe Marcos, si no me equivoco, era el primer mecánico de bici en Alicante.

En 2004 hice mi primer triatlón sprint. Dicen que el primero no se olvida, pues así es. Me acuerdo que llegamos muy justos de tiempo, Javi me ayudó a ponerme el neopreno, prestado, el gorro y las gafas de nadar…y ya salíamos… Yo hice mis 750m en 21’19 nadando a braza, sin meter la cabeza en el agua. Hasta ahora nos reímos, diciendo que en lugar del gorro hubiera tenido que llevar un sombrero y las gafas de nadar hubiera podido cambiar por unas gafas de sol. En aquel momento no me podía ni imaginar que en 2016 iba a dar clases de natación a más de 60 personas. Nunca digas nunca.

Entre 2004 y 2012 todos mis triatlones los hice a braza, o “rana muerta” como decían mis amigos, incluyendo los 5 medio Ironmans y los dos IM de Vitoria.

En 2012, hice un duatlón en Banyeres, la hice como una más, simplemente por hacerla, nunca he ido a ninguna carrera para ganar, soy una aficionada al deporte, pero por sorpresa me quedé tercera en la general. Me dijeron que había premio en metálico, 200€, que ni imaginaba que hubieran podido ser para mí. Pero a pesar de quedar tercera, al final por la norma que ponen en algunas pruebas, no debes superar el 105, 108, o 110% del tiempo de la primera, si lo superas, pierdes la opción de optar por el premio en metálico, con lo que yo no estoy de acuerdo. Creo que no es justo. Todos y todas hacemos la misma distancia con las mismas condiciones, pagando la misma cuota de inscripción. Con esa norma hacen que tú compitas con la primera. En fin, volví a casa sin el premio… Me quedo con el recuerdo de lo bien que me encontré en aquel duatlón.

Además, de allí salió la idea de montar un equipo de chicas y con el tiempo conseguir que en la línea de salida cada vez hayan más mujeres.

Así empezó la vida de nuestro club, Tri.net: Tri=triatlón; Net= por las siglas de Nunca es tarde.

Porque nunca es tarde para empezar a hacer deporte, ni para llegar a la meta.

Empezamos 8 personas y ahora somos 108. Lo mejor de todo es que puedo compartir ilusiones junto con mi hija; Karin, mi marido; Javi, haciendo deporte en familia. Además, puedo decir que tengo una gran suerte por tener una familia trinétika aún más grande donde todo el mundo tiene cabida sin tener en cuenta ni su edad, ni su nivel.

Pero eso ya sería otra historia.

“ PROHIBIDO RENDIRSE, RESPIRA HONDO Y SIGUE”

PD: consejos que podría dar según mis experiencias:

  • Haz las cosas por ti.
  • No te compares con otros/otras.
  • Tener pequeños objetivos para conseguir a corto y largo plazo.
  • Ten un pequeño diario de entrenamiento, apunta lo que haces, las sensaciones, etc,…
  • No hagas planes de entrenamiento para ti, busca un buen amigo que te ayude, a él le vas a hacer caso (Por lo menos yo le debo mucho a Felipe).
  • No utilices siempre el crono… se el dueño de tu cuerpo, no te dejes llevar por un aparato.
  • Disfruta siempre lo que haces

Veronica Avene-Aveni

Veronica Avene

Soy Veronica Aveni tengo 40 años, he nacido en Argentina, pero hace 20 años que vivo en Tavérnoles un pequeño pueblo a 70km de Barcelona he tenido 3 hijos. Mar, Nico de 9 años y Marc de 7años, por cosas de la vida Mar nació con una cardiopatía congénita y no está con nosotros, tendría 10 años.

Soy monitora de fitnes en el Vic-Etb, club al que represento como triatleta, tengo un horario fijo de 8 a 15hs.

Mis inicios son en la natación, desde los 9 años compitiendo en piscina y aguas abiertas. A los 17años participo en dos pruebas del circuito mundial de aguas abiertas de 25km, ahí descubro que lo mío es la larga distancia y las pruebas duras mentalmente. Me lesiono de un hombro y ya no puedo realizar entrenos que superen los 6km, es ahí cuando un entrenador me dice que pruebe con el triatlón que se me daría muy bien, ya que con mi base aeróbica me sería más fácil, yo corría bastante cuando era nadadora en las pre-temporadas y me gustaba mucho, solo quedaba la bici, y así empecé, primero carreras cortas, olímpicos, medios y a los 21 años hice mi primer Ironman en Brasil, gané mi grupo de edad y clasifiqué para Hawaii ese mismo año donde gane mi grupo de edad con 10h 19, y a partir de ahí vinieron 12 ironman más todos top 10, algunos en élite y otros en grupos de edad y muchos triatlones de corta y media distancia.

Sin duda los triatlones donde más me identifico son los Ironman, de todos tengo muchos recuerdos pero si tengo que decir uno , y del cual estoy muy orgullosa es el de este año , Mallorca, porque fue mi vuelta a esta distancia desde que soy madre, con 10:00:04 conseguí mi clasificación para Kona y voy a por mi cuarto Hawaii, a por todas .

Para compaginar los entrenos, trabajo y familia, hay que madrugar! Me levanto a las 6 si quiero doblar entreno, voy a nadar, salgo de casa con los tupers del desayuno y comida del medio día, tengo suerte que la piscina es en mi lugar de trabajo, así ya me quedo. Pep, mi marido se encarga de los peques por las mañanas, y los lleva al cole, a las 15hs termina mi jornada laboral, si toca bici ya salgo vestida con el cullot y maillot, busco la bici en casa y termino el entreno como tarde a las 18hs y ahí empiezan las extra escolares, coche arriba y abajo, en ese tiempo aprovecho para ir al súper, compras… y a las 8,30 volvemos todos a casa, cena deberes, y si se puede a las 10,30 todos durmiendo.

Mi consejo para las mamis que se quieran iniciar en el triatlón, es que vayan de a poco, que empiecen con triatlones sprint y se pongan objetivos que puedan cumplir a corto plazo, lo mejor es que estén guiadas por un entrenador que les ayude a organizar los entrenos, y pensar que si un día no se puede entrenar porque los nenes están enfermos o en el trabajo hay mucha faena, no pasa nada, no agobiarse. Desde que somos madres nuestra vida cambió, pero no quiere decir que no podamos tener nuestros sueños y nuestros retos, solo hay que proponérselo y empezar a trabajar, ¡ánimo! y ¡¡a luchar por sus retos que seguro lo lograran!!

Foto Vero: E. Albistegui


Eli Bravo

Vivo en la ciudad de Cuenca ubicada al Sur del Ecuador, se encuentra a 2.538 m.s.n.m, tiene unos paisajes impresionantes, debido a que está situada en la parte meridional de la  Cordillera Andina Ecuatoriana. Su clima que para mi es bastante imprescindible, nunca sabes que puede pasar, las personas que pronostican el tiempo, nunca le atinan, je je. Pero es perfecto para entrenar porque su temperatura oscila entre los 14ºC y los 18ºC, durante todo el año. Nunca te cansas de entrenar aquí.

Tengo un solo hijo que el pasado 21 de enero cumplió un año, se llama Juan Francisco. Tengo dos profesiones, el TRI y también soy fisioterapeuta, actualmente estudio una maestría en osteopatía, que espero terminarla en los próximos meses.


El triatlón inicie en el año 2005, era nadadora y corredora por afición, la mejor deportista de triatlón de mi ciudad, necesitaba una dupla femenina para poder  competir en los juegos nacionales, así que me lo pidieron, me prestaron una bicicleta y ahí inicio mi pasión por el TRI.

Definitivamente los JUEGOS OLIMPICOS, el camino recorrido para llegar, es la recompensa de tantos años de esfuerzo, toda la logística, organización y los espectadores, es indescriptible. Es la misma sensación del primer Triatlón.

También me gusta mucho competir en casa, toda la familia, amigos y todas las calles apoyándote, no hay nada mejor que sentirse querida.

Par a mi es muy duro compaginarlo todo, a veces pienso que ninguna lo realizo bien, como dice el refrán el que mucho abarca poco aprieta, y por eso también tengo una ayuda increíble de mi esposo y mi mama, son fundamentales en mi vida, sin ellos nada sería posible.

Tu vida gira 360 grados, tu vida es un caos hasta que llegas a organizarte dejando cada pieza en su lugar. Me levanto a las 5am para organizar las fichas de mis pacientes, de 6 a 8 estoy con el bebe, luego entreno hasta las 11 am y luego atiendo un paciente, llego a casa 12:30pm, luego almorzamos todos en familia, jugamos y hacemos la siesta juntos, regreso a los entrenamientos a las 5pm hasta las 8pm y luego otro paciente y finalmente a la cama.

Como consejos, puedo decir que es la mejor decisión que pueden tomar, te organizas mejor cuando tienes menos tiempo, tu pareja se involucra más con él bebe cuando se da cuenta de tu nueva meta, además el deporte tiene muchas ventajas como elimina el estrés causado por el trabajo, te mantienen en forma, te alimentas mejor, te enfermas menos. Además cuando disfrutas lo que te gusta, rejuveneces, tu ánimo mejora, estás activa todo el día y es un deporte que puedes practicarlo con amigos y así todo es más divertido, es un estilo de vida que tu hijo crece mirando y le inculcas a esto también.

Foto Eli: Sebi Martinez

Recomendados

Tambíen te puede interesar...

¿Quieres estar al día del Triatlón?

Recibe nuestro boletín diario de noticias