Challenge MadridPromo Visiorama SportCompex

16
Mar, Oct

¿Cómo tiene que ser un entrenador 10 en una escuela de Triatlón?

Triatlon

El entrenamiento de una escuela de Triatlón debe estar enfocado al desarrollo del pequeño triatleta y no a la distribución de cargas y a una planificación exhaustiva de su rendimiento deportivo

El entrenamiento de una escuela de Triatlón debe estar enfocado al desarrollo del pequeño triatleta y no a la distribución de cargas y a una planificación exhaustiva de su rendimiento deportivo

Nuestro colaborador David de Diego nos cuenta en este artículo que cualidades tendría que tener el entrenador de una escuela de Triatlón infantil.

Seguimos adentrándonos en este maravilloso y en plena expansión de las escuelas de triatlón infantil; en este caso continuamos con la que a priori es la figura inherente al éxito tanto de la escuela en toda su extensión, como en el desarrollo de los alumnos tanto a nivel individual como grupal.

Desde un punto de vista educativo, tenemos que entender que en estas etapas el entrenador debe estar enfocado al desarrollo del pequeño triatleta y no a la distribución de cargas y a una planificación exhaustiva de su rendimiento deportivo. Es bastante de “Perogrullo” esta afirmación, pero seguimos encontrando (y no en casos aislados), este enorme ansia por ciertos entrenadores por ver a toda costa a sus pupilos en pódiums, sin ni siquiera preocuparse por su proceso de formación; tal vez “presionados” por presidentes de clubes o familiares resultadistas (tendremos un post aparte).

Escuela Triatlón infantil

Tras esta pequeña introducción, ¿Qué debemos de pedir al entrenador de nuestros pequeños triatletas o qué cualidades debe de tener este?

Las hemos estructurado en 10 puntos:

FORMACIÓN.

En 2017 esto ya nadie lo cuestiona, un requisito indispensable que no garantizará el éxito, pero es el punto de partida que si puede que lo logre. Consulta a los Colegios Profesionales, la Regulación de las Profesiones de cada Comunidad, Federaciones Territoriales…En la anterior entrada de Triatlón Infantil hablábamos que el triatlón ha nacido con una idiosincrasia especial en cuestión a la alta formación de sus practicantes, su nivel alto a la información y por supuesto a la formación de sus entrenadores.

EXPERIENCIA.

En la docencia es un aspecto fundamental y una base formativa combinada con años de experiencia. De hecho, se convierte en una de las fuentes primarias de conocimiento para los entrenadores (Abraham, Collins y Martindale 2006 y Cushion et. Al., 2003). El asimilar experiencias durante años va a permitir integrarlos con sus conocimientos técnicos y evitar errores que sepan que se repiten. Obtener información e integrarla en sus patrones de enseñanza para que sean más efectivos y por tanto, menos aburridos y frustrantes para sus alumnos. El entrenador no deja de aprender del día a día.

TRIATLETA PRÁCTICANTE.

Requisito no indispensable, pero la combinación de este junto a los 2 anteriores puntos hacen que la labor del entrenador sea más real y mejor transmitida esa imagen de futuro triatleta. Hablo desde la experiencia personal, los alumnos se enorgullecen, se motivan y se sienten “grandes” cuando te ven enfundado en un mono de triatlón, te preguntan si vas a competir o si te van a ver correr en tal o cual evento. Ser una pequeña parte de este proceso hace que el engranaje funcione mejor.

EMPATIA/SER UN NIÑO.

El entrenador es un Maestro, pero también un amigo, una persona a la que les cuentas su problemas, sus notas, sus anécdotas…; y que mejor manera de poder compartir con tus alumnos esas historias, hacerles ver que te interesa, que sufres y te ríes con ellos, incluso que juegas como ellos. Una bonita oportunidad de recordar nuestra infancia y comprender mejor así que necesidades debemos de cubrir o desechar.

Triatlón Infantil, sector ciclista

CREATIVO, RESOLUTIVO Y CON IMPROVISACIÓN.

Cualidades que en cualquier ámbito profesional ha de estar presente, en nuestras escuelas más aún. Adaptarnos a esa lluvia que nos ha llevado al traste nuestro entreno pero podemos adaptar un entrenamiento de paso de charcos con la bici, esa piscina que solo nos dejan una calle de las 2 que teníamos podemos entrenar salidas de competición, o ese día que sabemos que nuestros chavales están de exámenes y vienen estresados…hacer esa sesión de flexibilidad que les va ayudar a “relajarse”. Pequeños ejemplos, que más una vez nos va a suceder, ¡SEGURO!

PSICOLOGO, PEDAGOGO Y FILÓSOFO.

Aunque yo lo llamo brujo y perceptivo. Una visión más amplia de la propia docencia de las disciplinas que tiene el triatlón. Con el paso de los años estos “sentidos” se amplifican y debemos de estar aleta a las señales que nos dé el grupo, los alumnos o el entorno, el club (familias, calendario de competiciones, presiones externas…), y saber anticiparnos con un pequeño plan de contingencias previamente redactado e interiorizado por nosotros mismos. El punto Zen que debemos tener, algo especial que por supuesto, nos diferencia del resto y nos ayuda a ser nosotros mismos.

EJEMPLAR.

Somos imagen, una marca personal con sello y logotipo propio y no debemos de separar la parte personal de la profesional más allá de lo meramente imprescindible. Hemos elegido una profesión difícil pero apasionante y muy satisfactoria. Con nuestros mensajes, nuestra predisposición, nuestro comportamiento, nuestro lenguaje no verbal… son detalles, aunque mínimos, vitales para hacer del entrenamiento una lección de aprendizaje. Tanto dentro como fuera del horario de nuestras clases.

Escuela infantil triatlón

LOS NIÑOS SON NIÑOS. METODOLOGÍA.

Otro gran punto de partida para el primer día… y todos los que demos clase. ¿Qué le interesa a un niño que está en nuestra escuela? Pasarlo bien, hacer amigos y aprender algo nuevo (J. Esteve, 2016). Partiendo de estos 3 aspectos, debemos encaminar nuestras sesiones, si incluimos estas 3 cosas, el éxito de esos 45´o una hora de clase está garantizado.

MOTIVADOR.

Pilar en el que se asienta el nexo de unión entre el deportista, entrenador y el deporte. Saber cuándo intervenir, cuando no hacerlo, el animar o con un simple gesto de complicidad con el grupo elevan la autoestima del pequeño triatleta. No hay que ser un showman, pero si mantener en estado de alerta y receptivos a nuestros pequeños. ¡Clave!.

VISIÓN AMPLIA.

No dejamos de trabajar cuando los alumnos abandonan nuestra instalación, debemos estar continuamente abiertos a las nuevas tendencias, el reglamento que va evolucionando, las novedades del calendario de competiciones, las tendencias en material, en nuevos métodos, publicaciones, noticias, formación continua, contactar con otros compañeros de otras escuelas, atender a consultas, estar activo en nuestros perfiles profesionales, recopilar info de nuestras sesiones, intentar leer los fallos y proponer mejoras…Hemos elegido este camino y debemos ser coherentes a él, la visión Copernicana del entrenador de triatlón.

¿QUIERES DESTACAR ALGÚN ASPECTO MÁS?

¿QUÉ CREES QUE MÁS DEBERÍA DE TENER UN ENTRENADOR EN ESTAS ETAPAS?

¿TIENES DUDAS?

Te invito a que me escribas y preguntes al respecto.

David de Diego del Rio

http://www.elcidtriatlon.es

https://www.facebook.com/daviddevaldemoro

https://twitter.com/daviddediego

Mail: david@ dediego. coach

Fotos: Carlos Asensi Catalán

RECOMENDADO

Tambíen te puede interesar...

¿Quieres estar al día del Triatlón?

Recibe nuestro boletín diario de noticias