Os damos 5 consejos para principiantes y para nadadores experimentados que pueden ayudarte a mejorar este sector.

La web especializada en natación, nadadores.es ha publicado un artículo que puede venir muy bien a los triatletas que quieran afrontar cuando afrontas el sector de natación de un triatlón.

Por eso nos han dado 5 consejos para principiantes y para nadadores experimentados que pueden ayudarte a mejorar este sector.

Falta de experiencia en aguas abiertas

La práctica hace la perfección. Tu cuerpo estará menos tenso y ansioso el día de la carrera si has integrado la natación en aguas abiertas en tus entrenamientos antes del día de la prueba.

Principiantes: Cuando entrenes en aguas abiertas, concéntrate en el tiempo que pasas en el agua, no en tu ritmo. No te esfuerces en medir ritmos sino en hacer tiempo y metros.

Nadador experimentado: No te olvides de practicar la entrada al agua de forma similar al día de la carrera (tanto si la travesía a nado comienza en tierra firme o desde dentro del agua), también la salida del agua sería recomendable entrenarla para no perder ni un segundo de más.

No calentar

El calentamiento prepara tu cuerpo física y mentalmente para la carrera, disminuye el riesgo de lesión o enfermedad y prepara tu cuerpo para el estrés y la explosión de la carrera, al aumentar la circulación de la sangre rica en oxígeno a los músculos. Los músculos fríos y agarrotados no responden bien al movimiento rápido. Si no puedes calentar nadando en aguas abiertas el día de la carrera, haz un ligero trote para que la sangre fluya y algunos movimientos generales.

Principiantes: Puede parecer contradictorio, pero participar en actividades más livianas incluso antes de la prueba puede venirte muy bien. Haz el calentamiento en el agua antes de la prueba siempre que sea posible, y si no, trata de hacer algunos ejercicios de brazos y suaves rotaciones de hombro durante los 10-15 minutos antes de la carrera.

Nadador experimentado: Intenta hacer un tipo de calentamiento diferente o un calentamiento más largo y prolongado que en el pasado. Las bandas elásticas puedes llevarlas fácilmente en tu bolsa para un calentamiento más vigoroso que seguro te será muy beneficioso.

Levantar demasiado la cabeza para mirar

Para ver correctamente mientras nadas, levanta suavemente la cabeza hacia adelante cuando estés a punto de respirar. Ten en cuenta que el coste de levantar la cabeza para mirar produce una caída en las caderas y posiblemente en el brazo delantero. Cuenta las brazadas en la piscina que necesitas para recorrer un largo e intenta mantenerte dentro de ese número cuando practicas la visión. No temas desviarte de la trazada durante unos segundos, normalmente se pierde más tiempo por un exceso de visión que por la desviación en si misma.

Principiantes: Practica mirando una botella, un pul buoy o cualquier otro elemento al final del carril cuando entrenes en la piscina.

Nadador experimentado: Reconsidera tu estrategia y frecuencia de observación, y haz que un amigo o entrenador grabe en video como levantas la cabeza para mirar para verificar que lo haces correctamente.

Tragar agua o demasiado aire

Por básico que parezca, debes practicar la natación con la boca cerrada mientras tu cara está dentro del agua. El único momento en que tu boca debe estar abierta es cuando exhala lentamente en el aire antes de girar la cabeza para inhalar aire fresco. Un efecto secundario de tragar agua o aire es un estomago molesto. Si experimentas diarrea, hinchazón o gases durante una prueba, presionar con fuerza y ​​continuar comiendo y bebiendo puede empeorar los síntomas. La mejor estrategia es simplemente reducir la velocidad y mantener la calma mientras esperas a que los síntomas pasen.

Principiantes: Practica ejercicios de patada lateral para conseguir una respiración más cómoda en ambos lados. Te recomendamos practicar la respiración bilateral.

Nadador experimentado: La solución de la grabación en video en este caso también nos aportaría mucha información sobre cómo estamos respirando. Si has notado estos problemas, haz que un amigo o entrenador lo grabe en video y verifica que todo es correcto.

No sentirse cómodo con el equipamiento

Si te sientes cómodo con tus gafas, gorro y bañador en la piscina, es muy probable que te sientas cómodo nadando en aguas abiertas. Unas gafas demasiado ajustadas o empañadas, un traje de neopreno que no es de tu talla y que te produce rozaduras pueden empeorar una experiencia que ya de por sí provoca ansiedad ya hay suficientes elementos fuera de tu control el día de la carrera así que evita probar nuevo equipamiento el día de la carrera.

Principiantes: Nada en la piscina y en aguas abiertas al menos una vez antes del día de la prueba con el equipo completa que planeas usar, si puede ser a la misma hora que la prueba. Es la oportunidad perfecta para hacer cambios de última hora.

Nadador experimentado: Los nadadores más experimentados rara vez tienen problemas para sentirse cómodos con su equipo, pero de vez en cuando puede ser bueno probar cosas nuevas solo para ver si ha llegado a un punto muerto. Quién sabe, un estilo diferente de gafas o una marca diferente de neopreno podría ser justo lo que te hará sentir más positivo y confiado para darte ese puntito que necesitas, todo es probar.

Más información: http://nadadores.es/