(Tiempo estimado de lectura: 2 - 3 minutos)

¿Eres triatleta y presentas dolor en el talón cuando te levantas por la mañana? ¿tienes molestias en el tendón de Aquiles después del entrenamiento? Podría tratarse de una tendinopatía aquílea, pero, ¿qué es y cómo se produce? 

Nuestro colaborador Healthing, nos cuenta en este artículo como afecta al triatleta la tendinopatía aquílea , una lesión que afecta al tendón de Aquiles.

La tendinopatía aquílea es una de las lesiones más frecuentes por sobreuso de los deportistas.

Se trata de una patología degenerativa que afecta al tendón de Aquiles y que puede además, venir acompañada de síntomas y signos de tipo inflamatorio.

El tendón de Aquiles es el más voluminoso, fuerte y potente del organismo, características que le otorgan una alta capacidad para soportar elevadas cargas tensionales durante los ejercicios de salto y carrera.

Éste tendón conecta el tríceps sural (formado por los gemelos y el sóleo) con el hueso calcáneo y posee la capacidad de desarrollar un alto porcentaje de la potencia flexora del tobillo.

Las causas

Las principales causas de la aparición de esta patología se deben a pequeños desgarros en las fibras que forman dicho tendón y que por  diferentes factores, se producen procesos de reparación fallidos generando un engrosamiento del mismo, además de una estructura irregular, pudiendo ser la nueva neovascularización del tendón una de las principales causas de la aparición del dolor.

La aparición de dicho dolor, que tiende a afectar a la parte más central del mismo, aunque en ocasiones puede ser un dolor más insercional, suele ser gradual, empezando con dolor por las mañanas o después del entrenamiento. Este proceso puede agudizarse y empeorar si no se trata de forma adecuada generando un aumento de los síntomas y periodos más largos de dolor que pueden llegar a ser muy limitantes incluso a la hora de caminar.

Algunos de los factores que pueden colaborar en el desarrollo de esta patología pueden ser, entre otros:

  • Una incorrecta técnica de carrera
  • Periodos de descanso muy cortos entre los diferentes entrenamientos
  • Cambios en el tipo de entrenamiento (velocidad, superficie, distancia)
  • Alteraciones en la biomecánica de los miembros inferiores,
  • Calzado inadecuado

El tratamiento

Esta patología requiere  de un buen diagnóstico diferencial, además de un tratamiento específico sobre dicho tendón, en el que se combinaran técnicas de terapia manual, osteopatía, termoterapia, estiramientos y ejercicios de tipo excéntricos e isométricos. En los casos más persistentes usaremos electrolisis percutánea ecoguiada incluso ondas de choque.

Además de todo el tratamiento anterior, es muy importante centrarse en  eliminar la causa o causas que lo hayan provocado. Por ejemplo, revisaremos el plan de entrenamiento para ver si es el más adecuado a cada triatleta, si fuera necesario haríamos también un análisis biomecánico de carrera, revisión de calzado y/o plantillas desde el área de podología…

No sigas soportando ese dolor, en Healthing podemos ayudarte a solucionarlo.

¿Dónde estamos?

Healthing,  Calle Serrano, 61. 4ª planta.

Teléfono:  (+34) 91 426 29 24

Web: https://healthing.es 

 

Foto: rtopedia-llorach/ Healtinhg