Este síndrome está relacionado con la sobrecarga deportiva , en deportistas de resistencia y es conocida como la rodilla del corredor o runner´s knee

Nuestro colaborador Healthing nos cuenta en este artículo, las causas, prevención y tratamiento del sindrome de la cintilla Iliotibial.

Últimamente nos llegan a la consulta muchos triatletas manifestando que sienten dolor en la parte externa de la rodilla durante el ejercicio y que se suele agravar en las carreras que implican descenso o incluso en actividades tan cotidianas como subir escaleras. En este artículo se pretende dar a conocer las claves de esta patología y cómo se puede prevenir y tratar.

¿Cuál es su posible origen?

Esta lesión se produce por el roce excesivo entre la cintilla iliotibial y el epicóndilo femoral. Con la rodilla en extensión, la cintilla iliotibial permanece anterior al cóndilo femoral externo, cuando la rodilla se flexiona, la cintilla pasa sobre el cóndilo quedando por detrás del mismo. Este hecho repetido, como si de un limpiaparabrisas se tratara, puede causar irritación e inflamación de la bursa existente entre la cintilla iliotibial y el epicóndilo femoral provocando dolor.

Con este mecanismo lesional, es fácil comprender que este síndrome está relacionado con la sobrecarga deportiva, en corredores de larga distancia (de ahí que se conozca como rodilla del corredor o runner´s knee), o en modalidades deportivas que requieran flexiones repetidas de la rodilla como por ejemplo el ciclismo, aunque también se puede desarrollar después de una contusión directa sobre la zona.

Sin embargo, de ser solo por esto, la incidencia sería mucho más elevada, por lo tanto, hay multitud de factores que contribuyen a padecerla como por ejemplo alteraciones en la biomecánica del sujeto, morfología anatómica de las caderas (especialmente si tienen una pelvis ancha), alteraciones en la pisada, acortamiento y debilidad de ciertos músculos, mala técnica durante la práctica deportiva como por ejemplo pedalear con los dedos de los pies apuntando hacia dentro, mala posición del sillín, etc.

¿Cómo lo tratamos?

Sin lugar a dudas, lo primero que hay que realizar es un buen diagnóstico fisioterapéutico, que nos ayude a esclarecer las causas de la lesión y si realmente es esa estructura la que está originando la afección, ya que el dolor en la cara externa de la rodilla puede ser fruto de otras lesiones como por ejemplo la tenosinovitis del tendón poplíteo, un daño en el menisco externo o simplemente una contractura muscular que esté provocando un dolor referido a esa zona, entre otras.

Posteriormente, se tendrán en cuenta los posibles factores desencadenantes de la lesión para enfocar el tratamiento de una manera óptima y no solo eliminar los síntomas sino solucionar de raíz la causa de la patología.

El objetivo más inmediato es el de eliminar el dolor y mejorar la capacidad neuromotora y biomecánica del paciente, para ello nos apoyamos en la terapia manual, osteopatía y técnicas de fisioterapia avanzada como la neuromodulación y la electrolisis percutánea intratisular en caso de estar indicada. Además, para acelerar el proceso de recuperación del deportista están indicadas tecnologías como el láser de alta potencia, Game ReadyⓇ y VacusportⓇ (https://www.triatlonnoticias.com/articulos-lesiones/vacusport-terapia-nasa-deporte)

Una vez mejorada la sintomatología, nos centraremos en realizar un trabajo activo para evitar recaídas, fundamentado en la terapia Redcord NeuracⓇ (https://www.triatlonnoticias.com/articulos-lesiones/redcord-neurac-desequilibrios-musculares) y en la ImooveⓇ mejorando la biomecánica articular de forma más global y armónica estimulando la coordinación neurofuncional.

Imagen 1: Ejercicios de rehabilitación para el tratamiento de la cintilla iliotibial usando la plataforma ImooveⓇ.

Dicho esto, el tratamiento más efectivo es la prevención, por lo tanto todos los triatletas deberían prestar mucha atención a realizar un buen gesto deportivo, mantener una buena ergonomía postural, utilizar un calzado adecuado etc. y por supuesto, acudir al fisioterapeuta habitualmente, ¡les esperamos en Healthing!

 

Más información http://healthing.es/

Contacto:

Healthing,  Calle Serrano, 61. 4ª planta - 28006 (Madrid)

Teléfono: +34 91 426 29 24